El fabricante 6D ha desarrollado un conjunto de técnicas para reducir algunas lesiones cerebrales causadas por los impactos fuertes.

Ahora los motociclistas tendrán una mayor protección en caso de golpes extremos contra el pavimento, algún choque con otro vehículo o algún elemento inesperado.

La tecnología, presentada por la compañía, va más allá del diseño mismo del casco y de los materiales empleados para su fabricación, e incorporó una serie de pequeños amortiguadores -54 en total- distribuidos en la estructura del casco.

Nuevos cascos con amortiguadores internos

 

La denominada tecnología ODS, Omni Directional Suspension, tiene como principal objetivo el de reducir de manera considerable una de las principales causas de lesiones en el cerebro, la cual se conoce tradicionalmente como aceleración angular.

De acuerdo a la compañía 6D, las pruebas realizadas a los diferentes cascos equipados con la nueva tecnología, han arrojado unos sorprendentes resultados y hablan de una reducción, de ese tipo de lesiones, del 80 por ciento comparado con un casco convencional.

En cuanto a los amortiguadores de aislamiento, como se llaman las 54 ‘chupitas’ que componen este sistema de suspensión, van repartidos en todo el casco y específicamente en la zona craneal y se distribuyen en dos capas de poliestireno expandido que optimizan su funcionamiento.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir