Nintendo, la compañía de videojuegos con mayor éxito a lo largo de la historia, cumple hoy 125 años en un momento de incertidumbre. Las ventas de su última consola, WiiU, no son suficientes, y han arrastrado a la empresa a pérdidas en el último ejercicio.

Nintendo incluso se ha replanteado su estrategia: volver al jugador tradicional en lugar de su actual búsqueda por los jugadores casuales, ahora captados por los dispositivos móviles, donde la «Gran N» no tiene intención de meter aMario, Zelda, ni ninguno de sus personajes, convertidos en iconos de la cultura popular.

Ningún analista de videojuegos duda de que Nintendo saldrá del bache con juegos exitosos. La duda está en si será con esta consola o habrá que esperar a una nueva generación. Así ha ido manteniéndose durante 125 años. ¿Una empresa de videojuegos con siglo y cuarto de historia? Sí, porque Nintendo no siempre se dedicó a juegos electrónicos, aunque su origen estuvo relacionado con la industria del entretenimiento. El japonés Fusajiro Yamauchi la fundó en 1889 en Kioto como una compañía de naipes.

Las sucesivas generaciones de la familia Yamauchi adaptaron la compañía a los gustos de la época, como en los años 50, cuando incluyeron a personajes de Disney en sus naipes. La evolución de Nintendo es la historia de la industria de los juegos de salón. En los años setenta vivió su momento más dramático con la pérdida del interés general por los naipes: renovarse o morir.

Nintendo, la compañía de videojuegos con vidas infinitas

NINTENDO
Mario 1985

La apuesta por la electrónica permitió a Nintendo no solo sobrevivir, sino convertirse en la mayor compañía de ocio. De los primeros pasos por los juguetes a pilas pasó a fabricar sus primeros videojuegos para máquinas recreativas en los años setenta. El punto de inflexión de la compañía fue la creación juego «Donkey Kong» (1981), un completo éxito, con un primitivo Mario como protagonista. Una obra del gran genio de Nintendo,Shigeru Miyamoto, creador entre otros de Zelda, otro de los iconos de la historia de los videojuegos.

El éxito metió de lleno a Nintendo en los videojuegos, un sector inmerso a principios de los años ochenta en una profunda crisis por los fracasos de Atari, entonces la gran dominadora del sector. Su primera consola doméstica, la máquina de 8-bits NES (1983), salvó a la joven industria de la desaparición. Nintendo desarrolló en paralelo a las consolas domésticas sus portátiles, primero con las maquinitas «Game & Watch», y luego con la Game Boy, otro triunfo sin precedentes, con éxitos globales como «Tetris».

Nintendo no se ha perdido ninguna generación de consolas, con éxitos de ventas, como SuperNintendo (1991) o Nintendo 64 (1996); rotundos éxitos de ventas, como Wii (2006) o la portátil Nintendo DS(2004); apuestas que no cumplieron objetivos, como Game Cube(2001); y algunos fracasos rotundos, como Virtual Boy (1995).

Nintendo siempre ha sobrevivido marcando su estilo amable y exigente. Con cartas maestras en sus momentos de zozobra, como cuando se sacó de la manga los Pokémon a finales del siglo pasado. Como cuando puso a los mandos de Wii a personas que jamás habían tocado una consola. Por eso, solo los pesimistas dudan de que salga victorioso del bajón de WiiU, recuperado en parte gracias a los últimos lanzamientos como «Mario Kart 8». Porque Nintendo tiene la carta maestra de vidas infinitas. O eso es lo que todos los jugadores de consolas desean.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir