Artiom Vasiúnik, un alumno de octavo curso de un colegio de Moscú, propuso un proyecto de vehículo capaz de desplazarse tanto por la carretera como por el aire. El híbrido, denominado Autoliot, fue desarrollado con un programa de diseño en 3D, y con la ayuda de una impresora tridimensional se imprimió un modelo.

A juzgar por el modelo, se trata de una especie de bicóptero biplaza con alas que le permitirán maniobrar durante el vuelo. Al mismo tiempo el Autoliot (cuyo nombre se inspira en la palabra ‘samoliot’, ‘avión’ en ruso) ofrece todas las ventajas de una camioneta.

Según los cálculos, que el adolescente realizó con la ayuda de su profesor de matemáticas, el vehículo podrá alcanzar la velocidad de 170 kilómetros por hora en carretera y volar a alturas de hasta 200 metros. El despegue será vertical y no necesitará una pista o una carrera para iniciar el vuelo.

El proyecto ha sido presentado en el Departamento de Enseñanza de Moscú, según el periódico ‘Vechérniaya Moskvá’, en el marco de una conferencia dedicada a los cambios que las innovaciones informáticas suponen para la vida escolar.

Artiom piensa que su invento podría constituir un buen medio de transporte para los servicios especiales y afirma que “desarrollar este proyecto fue posible gracias a la introducción de tecnologías y equipos modernos en las escuelas de Moscú”.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir