Cuando iOS 8 se anunció en la WWDC de 2014 no pocos se alegraron de que Apple incluyera la opción de instalar teclados de terceros en sus teléfonos y tablets. Ya ha pasado un año desde eso y ya tenemos entre nosotros iOS 9, pero no ha sido hasta ahora cuando ha llegado un teclado realmente genial que podría cambiar la manera, o al menos, la velocidad a la que escribimos

Se llama Next y está en desarrollo por un estudio pequeñito llamado Tiny Hearts Studio. Nació a raíz de un proyecto de Kickstarter que, por cierto, sigue siendo uno de los que más financiación han recibido en toda la historia de la plataforma.

Su función es la esperada: permite transmitir pensamientos con palabra escritas letra a letra en una pantalla táctil. Sin embargo, las innovaciones empiezan a aparecer en cuanto un emoji se asoma al lado de una palabra sugerida y te das cuenta de que puedes incluir una caca al lado de ese mensaje de “vete a la m*****” que has mandado a tu jefe para despedirte de tu trabajo (je, ojalá).

Para seleccionar el emoji en cuestión no hace falta ni levantar el dedo de la última tecla que has pulsado, pues con hacer un movimiento hacia el lado correspondiente con el dedo es más que suficiente. Durante las numerosas actualizaciones que han hecho del teclado han incluido gestos, mayor velocidad de respuesta y una sensibilidad más precisa para los dedos gordos como salchichas, así que el proyecto va bastante bien.

Su sistema de predicción de palabras es algo alucinante, por cierto, pero necesita algo de entrenamiento: no es tan hábil al principio como la competencia, pero en cuanto se ha acostumbrado a tus chistes malos y tus coletillas, empezarás a hacerlos casi sin darte cuenta ni escribir las palabras completas, algo que a tus contactos de WhatsApp les encantará –nótese la ironía-.

Mi característica favorita, puestos a hablar, es la integración tan intuitiva de los emojis. Como trabajo a diario con Slack, poder responder a mensajes con mi queridísima caca o con un OK en forma de dedo pulgar hacia arriba me ahorra un montón de tiempo y me permite seguir siendo el guay de la oficina. Para redes sociales también es útil, que nunca es mal momento para poner caritas sonrientes a la gente en Twitter.

Por otro lado, Next también temas. Aunque el negro por defecto parece muy elegante -y el que mejor funciona de calle-, el desarrollador ha ido subiendo alguno más y es posible instalar otros creados por usuarios. No recomiendo hacer muchas tonterías con este asunto porque puede llevar a cuelgues y bugs, pero es bueno saber que está ahí.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir