En una época donde el posicionamiento de marcas es una de las técnicas de marketing más usadas, hablar de dominios es hablar de millones de dólares ¿no lo crees? Pues a continuación te convencerás.

Un dominio Premium es considerado como tal cuando contiene un término genérico sin agregados y suelen costar miles y hasta millones de dólares, por ejemplo, cerveza.com dominio que, si estuviera a la venta, tendría un valor de casi $100,000 dólares.

Aunque los dominios Premium no son los únicos que se comercian con cifras estratosféricas, nombres pegajosos o regionalismos también tienen protagonismo en este mercado.

Tanto dinero no puede pasar desapercibido y es aquí donde llegan los llamados Domainers, personas dedicadas a registrar dominios que podrían ser importantes para luego venderlos a las compañías interesadas a un precio elevado.

Pero el dinero no sólo se encuentra en vender el dominio, antes de que alguna empresa quiera adquirirlo, los domainers dirigen el dominio a una página inicial con publicidad, de esta forma el tráfico diario también genera una buena cantidad de dinero.

El dominio más caro

Si hablamos del dominio más caro seguramente habrá opiniones encontradas, sin embargo, podemos decir a ciencia cierta que sex.com es uno de los que se ubica entre los primeros lugares. Su última cotización fue de 2.5 millones de dólares, después de todo es una de las palabras más buscadas y comunes del planeta tierra.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir