Apple revelará en septiembre, como es usual, un nuevo modelo de su exitoso teléfono iPhone 6, que desde el 2007 y hasta marzo de este año ha vendido unas 500 millones de unidades, lo que lo ha convertido en uno de los teléfonos inteligentes más exitosos del planeta.

Con estas cifras no es extraña la expectativa que ha generado el próximo lanzamiento. La red hierve con toda clase de anuncios sobre lo que traerá el iPhone 6S.

Pero no lo tiene fácil, pues su predecesor ha sido tal vez una de las referencias de mayor éxito con más de 10 millones de preórdenes en los primeros tres días de disponibilidad.

Sobre el iPhone 6S, sitios como 9To5Mac.com, que tradicionalmente acierta con sus revelaciones, han presentado una amplia variedad de datos y hasta fotos de lo que sería este smartphone, que se caracterizará por un mejor desempeño de cámara, pantalla y potencia en general. Los avances, entonces, serán más que todo en sus componentes internos y no tanto en su exterior.

El iPhone 6S daría un salto cuántico en tres aspectos. Mejor cámara: por fin los teléfonos de Apple dejarán la resolución de 8 megapíxeles (Mp), presente desde el modelo 4S, y subirán a 12 Mp, con una mayor apertura de diafragma. Esto significaría que las fotos y videos con el iPhone 6S serían mejores que con cualquier otro modelo de la marca.

Pantalla: si bien vendrá en los mismos tamaños que ofrecen los actuales iPhone 6 (de 4,5 y 5,5 pulgadas), contendrían la tecnología force touch, un sistema inventado por la marca e implementado en su reloj (Apple Watch) que reconoce el tipo de toque y la cantidad de presión que se hace con los dedos en el monitor, para responder con funciones y opciones distintas. Por ejemplo, presionar duro un texto desplegaría un menú de edición, mientras que hacerlo suave permitiría compartirlo en redes sociales.

Finalmente, otra novedad sería su potencia en general, que de por sí es bastante eficiente ya, pero que con un nuevo tipo de ‘cerebro’ (de un A8 pasaría a un A9), y más capacidad de memoria RAM (de 1 GB a 2 GB). Con esto se notaría en una operación aún más veloz e intuitiva.

Se espera que el nuevo modelo de iPhone llegue al país hacia finales de noviembre o comienzos de diciembre, como ha sido tradicional luego del anuncio internacional en septiembre.

¿Vale la pena cambiar?

Esta es una pregunta recurrente, en especial entre usuarios de Apple. Tradicionalmente, los iPhone son renovados entre septiembre y octubre todos los años. Sin embargo, cada referencia de modelo cuenta con un ‘refresco’ que, en apariencia por lo menos, no ofrece mayores novedades.

Se trata de las series ‘S’, que se instauraron desde la versión 3G del iPhone. No existe una claridad sobre el significado de la letra. En algunos modelos, dicen expertos, hizo referencia a la presencia del asistente de voz Siri. En otros, a la mayor velocidad de navegación (speed), y en las últimas ediciones a la inclusión de un sensor o escáner de huellas digitales.

La cuestión es si pasarse al nuevo modelo. ¿Usted qué haría?

Vienen nuevos modelos de otras marcas

El iPhone 6S no será el único smartphone de gama alta que se robará la atención en el segundo semestre en el mercado nacional. Estos son otros equipos de distintas marcas que entrarán a competirle en la carrera de fin de año:

LG G4. Esta semana se lanzó en el país este modelo que cuenta con buen diseño, cámara mejorada y pantalla de alta resolución.

HTC One M9. Pronto llegará este equipo, alabado y de culto en usuarios geek, conocedores, fieles a su diseño, eficiencia y aplicaciones propias multimedia.

Sony Xperia Z3+. La marca japonesa seguirá fuerte en la gama alta con su modelo resistente al agua y el polvo, con cámara que graba en 4K y contenidos multimedia.

Galaxy S6. El teléfono de Samsung ha tenido buena respuesta en el mercado local gracias a su diseño, pantalla curva (la versión Edge), desempeño de la cámara y la buena lista de contenidos gratuitos que incluye.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir