Cuando asistimos a la presentación internacional del Porsche Macan, varios responsables de la marca apuntaron la posibilidad de que pudiera llegar alguna versión diferente a las tres iniciales en los próximos años pero se apresuraron a aclarar que éstas no serían ni menos potentes, ni menos costosas.

Ahora ya sabemos que estaban pensando en el nuevo Macan GTS, la cuarta versión de la gama que está ya a la venta por 85.823 euros.

Como sucede en la gama de su hermano mayor, el Porsche Cayenne, esta versión GTS consiste en una variante intermedia entre el Macan S y el Turbo, con 340 y 400 caballos respectivamente. Emplea el motor V6 de 3,0 litros turboalimentado del S , pero con una potencia elevada a 360 caballos. Solo se comercializa con la caja de cambios automática PDK de doble embrague y siete relaciones.

A pesar de la mejora de prestaciones, estas siguen más próximas a las del Macan S que a las del Turbo. Necesita dos décimas menos (5,2 segundos) para realizar el 0 a 100 kilómetros/hora -se rebajan a 5,0 con el paquete Sport Chrono- y su velocidad máxima es 2 kilómetros/hora superior (256 km/h) a la del S. El consumo en ciclo combinado se sitúa justo en el punto medio entre ambas versiones: 8,8 litros a los 100 kilómetros frente a los 8,7 del S y los 8,9 del Turbo.

El Macan GTS incorpora de serie el paquete de accesorios externos Sport Design, las llantas RS Spyder de 20 pulgadas pintadas de negro mate y algunos elementos de la carrocería en este mismo tono. Por primera vez en el modelo, este acabado permite equipar al SUV en opción con lasópticas delanteras de ledes con sistema de iluminación adaptativa.

Con esta variante, el Macan estrena además el sistema multimedia Porsche Communication Management con la pantalla de mayor tamaño y nuevas funciones que se introdujeron en el 911 2016. Si se añade el módulo opcional Connect Plus, el usuario dispone de conexión con un móvil mediante la tecnología CarPlay de Apple y servicios en red como información del tráfico en tiempo real.

En la dotación se incluyen por defecto los asientos deportivos, la suspensión de dureza ajustable-PASM, por sus siglas en inglés- y el control de tracción variable -PTM, por sus siglas en inglés-. Por dentro se distingue por las costuras de color rojo de la tapicería y el logotipo Macan GTS bordado en los reposacabezas y grabado en las placas de los umbrales de las puertas.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir