Una imagen vale más que mil palabras. Instagram, propiedad de Facebook, lo ha demostrado. La aplicación-red social ha cumplido este martes cinco años convertida en la plataforma social con mayor crecimiento en la actualidad tras alcanzar los 400 millones de usuariosen todo el mundo.
Glastunbury como hito

A lo largo de su corta pero extensa historia, la firma, cuyos usuarios han compartido más de 40.000 millones de imágenes (la comunidad comparte 80 millones de fotos diariamente), ha tenido varios momentos clave que han remarcado su interés en todo este tiempo. Uno de ellos se produjo recientemente, en junio, cuando más de 7 millones de personas registraron 17 millones de interacciones con motivo del festival Glastonbury, todo un hito a tener en cuenta.

El más «instagrameado»

Otro de los momentos más destacados de Instagram se registró el pasado mayo, cuando se sumaron unos 8.3 millones de «me gusta» y comentarios durante la final de la FA Cup. En ese evento deportivo, el jugador del Arsenal, Theo Walcott, fue el más «instagrameado». Suyo fue el decisivo que consiguió revitalizar a su equipo frente al Aston Villa.

El más rápido

Instagram, por su concepto de red social, ha cautivado a numerosas personalidades célebres, las cuales muestran sus quehaceres diarios y ha servicio de plataforma para la promoción de eventos. Pero ha habido una celebridad que ha destacado sobre las demás. Es David Beckham, la persona que más rápido ha alcanzado el millón de seguidores. Fue el mayo de este año y lo hizo, tan solo, en su primer día.

La foto con más «me gusta»

Precisamente, otro de los momentos clave en la historia de Instagram fue en noviembre del pasado año cuando la boda Kim Kardashian y Kanye West se convirtió en la imagen más «me gusta» en la historia de Instagram.

El emoticono más popular

Más del 75% de la comunidad de Instagram reside fuera de las fronteras de Estados Unidos, lo que demuestra el cariz global que ha tomado la plataforma. Comunicación e intercambio de comentarios han mostrado el empuje de la red. Como curiosidad, el emoticono de «lorando de risa» es el más popular de la plataforma.

El desembarco de la publicidad

Instagram, con sus virtudes y sus defectos, se ha convertido en un lugar idóneo para experimentar con fórmulas de negocio. Marcas y empresas de todo tipo han sucumbido a sus encantos y han decidido apostar como canal de distribución e, incluso, de venta directa. Por esta razón, la llegada de las inserciones publicitarias (Reino Unido, Francia y Alemania, en marzo) propició una nueva forma para rentabilizar el servicio. Recientemente, esta posibilidad ha llegado a la versión española.

Cronología de cambios

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir