América Latina experimentó en los últimos años grandes avances en el acceso a Internet, pero muchos países siguen rezagados: los usuarios no alcanzan a la mitad de la población total de la región.

Además, como sabe cualquier usuario de Internet, la velocidad de la conexión es un factor muy importante.

Y en esto hay grandes diferencias entre los países latinoamericanos, según el informe “Estado de la banda ancha en América Latina y el Caribe 2015” de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

El país donde la velocidad de conexión es mayor es Uruguay, tanto en cargas como en descargas.

En velocidad de cargas le siguen México y Brasil. A la cola de la región en este apartado están Venezuela, Bolivia y Perú.

La velocidad de descarga -que siempre es mayor que la de carga- promedio en la región es de 7,26 megabits por segundo.

Pero hay cuatro países que están por encima de este promedio regional: Uruguay, Chile, Brasil y México.

Es destacable que Uruguay tiene una velocidad promedio muy similar a la de países como España, Portugal o Inglaterra.

Las menores velocidades de descarga se dan en Bolivia, Paraguay y Venezuela.

qwerty

Estos datos son una media entre la velocidad de la banda ancha fija y la de la banda ancha en celulares.

Si se analiza la velocidad de la banda ancha en celulares, países como Colombia y Perú mejoran su posición.

Acceso

Uno de los datos positivos que incluye el informe es que, entre 2006 y 2013, el porcentaje de usuarios sobre la población total más que se duplicó en la región, pasando del 20,7% en 2006 al 46,7% en 2013.

Sin embargo, América Latina sigue muy por debajo de la media de los países de la OCDE, donde el 79% de la población es usuaria de Internet.

La situación varía mucho entre países.

Nicaragua, que experimentó un gran crecimiento, tiene el menor número de usuarios por habitante (no llega al 20%).

La diferencia con Chile, el país con más usuarios como porcentaje de su población total, es de 51 puntos porcentuales, mayor que la que había en 2006.

Paraguay, El Salvador, Honduras y Guatemala siguen a la cola de la región en cuanto a difusión de Internet.

En esto países el número de usuarios de Internet no supera el 30% de la población.

Internet

 

De hecho, solo en seis países de la región, más de la mitad de su población es usuaria: Chile, Argentina, Uruguay, Venezuela, Colombia y Brasil.

Los mejor posicionados son Chile, Argentina y Uruguay.

Donde más creció la difusión de Internet en los últimos años es en Venezuela, Colombia, Bolivia y Ecuador.

Las diferencias entre países se producen también entre las zonas rurales y las zonas urbanas.

El porcentaje de hogares rurales con conexión a Internet en Costa Rica, Uruguay, Brasil y Chile es mayor que el porcentaje de hogares urbanos cubiertos en Guatemala, Bolivia, República Dominicana, Perú, Ecuador, Paraguay y El Salvador.

Banda ancha

En cuanto a la banda ancha, su difusión en este periodo en celulares ha sido mayor que la de la fija, debido a la facilidad de acceso a estos dispositivos y a la mejor cobertura de las redes móviles.

La CEPAL considera banda ancha a las conexiones con velocidades superiores a los 254Kbit/s en el caso de la banda ancha fija, y de tecnología de al menos 3G en el caso de la banda ancha móvil.

En 2013, la penetración media de la banda ancha móvil en la región fue del 30%, frente al 9% en la banda ancha fija.

Niños

El país con mejor difusión de la banda ancha móvil es Costa Rica. El segundo mejor posicionado es Brasil y el tercero, Uruguay.

Los tres peor posicionados son Nicaragua, Perú y Guatemala.

Las diferencias entre ellos son mayores en el caso de la banda ancha móvil que en el de la fija, donde el país líder es Uruguay, y el que está a la cola es Honduras.

La CEPAL señaló que una de las cosas a mejorar es la velocidad de la banda ancha, que es en promedio seis veces más baja que en Europa.

“La región está bien posicionada en la Internet de consumo, pero no está bien posicionada en la Internet de la producción”, dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

Precio

La CEPAL también investigó la accesibilidad al servicio de banda ancha, es decir, el precio promedio del servicio como porcentaje del PIB per cápita.

En todos los países de la región ha habido una disminución del porcentaje de ingresos que las personas tienen que destinar para poder acceder a la banda ancha fija y móvil.

NiñoEl país donde más se abarató el acceso es Bolivia.

Mientras que en 2010 había que destinar como media un 17,8% de los ingresos, en 2014 la proporción se redujo al 3,8%.

El país donde más se ha abaratado el acceso como porcentaje de los ingresos es Bolivia.

Sin embargo, la diferencia con los países más avanzados todavía es grande.

En países como Francia o Reino Unido, el porcentaje de ingresos destinados a esto no superan el 0,1% en el caso de la banda ancha fija y el 0,6% en el caso de la banda ancha móvil.

Los países donde la banda ancha móvil es más barata son Chile, Argentina, Uruguay y Costa Rica.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir