Los mensajes que envías o recibes por WhatsApp no están a salvo. Aunque parezca imposible, un ingeniero español ha demostrado que se pueden manipular, lo que hace que no sirvan -por ejemplo- como prueba en un juicio.

Tus mensajes de WhatsApp no están a salvo. Tal y como ha demostrado el ingeniero y perito informático del Colegio de Ingenieros en Informática de Madrid, Javier Rubio, los mensajes del servicio de mensajería instantánea pueden ser manipulados.

“Los mensajes alterados pueden pasar perfectamente por auténticos y, ni siquiera un examen forense realizado por un perito informático podría certificar que no han sufrido manipulación”, explica Rubio.

Esta posibilidad hace que los mensajes de WhatsApp no tengan validez como prueba judicial ya que, tal y como explica el ingeniero, no solo podrían haber sido manipulados sino que, además, pueden llegar a generarse mensajes inexistentes. Todo ello, sin que pueda probarse la manipulación.

Si bien la forma de manipular los mensajes de WhatsApp no es del todo sencilla (hay que acceder a la base de datos de la aplicación y encontrar el archivo que se quiere manipular), lo cierto es que en la Red existen tutoriales para llegar hasta la forma de poder cambiar, como por arte de magia, los mensajes de WhatsApp.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir