Las últimas investigaciones del Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras (IIHS, sus siglas en inglés) respaldaron la utilización del sistema de prevención de choque frontal y la advertencia de colisión y frenado de emergencia.

La información suministrada por la policía de los Estados Unidos indicó que los sistemas de frenado automático de emergencia han reducido los impactos en un 42%, mientras que las alertas de choque han disminuido un 23% los accidentes.

El mecanismo preventivo tiene autonomía para detener a cero un vehículo en caso de colisión inminente, eximiendo al conductor de participar. Incluso en accidentes inevitables, la intervención de este sistema de frenado de emergencia modera la gravedad de los daños. Estos dispositivos acompañan la redefinición de la industria automotriz: más autonomía tecnológica en la conducción, menos poder en la toma de decisiones humanas. El organismo independiente pretende con esta evaluación positiva multiplicar sus equipos de prevención en autos de todo el mapa mundial.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, sus siglas en inglés) y el IIHS recientemente anunciaron un acuerdo con los fabricantes para eventualmente tener los sistemas de frenado automático de serie en todos los modelos. Fueron diez fabricantes de automóviles quienes acordaron con las autoridades federales convertir a estos sistemas de frenado automatizado en equipamientos estándar en todos sus autos. Ambas partes difundieron este anuncio calificándolo de haber adoptado un “compromiso histórico”.

Los frenos automáticos redujeron los accidentes casi a la mitad 1

El investigador David Zuby del IIHS señaló que “el éxito de la prevención de accidentes delanteros representa un gran paso hacia adelante para tener carreteras más seguras”. Agregó, a la vez, que a medida que la tecnología sea más difundida, el porcentaje de accidentes de este tipo reducirá notablemente. Los pronósticos estiman que si todos los autos contaran con este sistema, podrían evitarse hasta 700 mil incidentes al año en Estados Unidos.

Los frenos automáticos redujeron los accidentes casi a la mitad 1

El estudio coordinó datos de 22 estados entre 2010 y 2014 que involucraron a vehículos de Honda, Acura, Mercedes-Benz, Subaru y Volvo, equipados con los sistemas de prevención de accidentes. Las tasas de accidentes fueron comparadas con los mismos modelos que no tenían las tecnologías de prevención de accidentes, identificadas por las versiones de los modelos. Los resultados de las investigaciones de la IIHS sobre el riesgo de lesiones en accidentes viales arrojaron cifras similares: el frenado automático de emergencia y la alerta de choque delantera redujeron la posibilidad de lesiones en 42% y 6%, respectivamente.

En el ámbito regional, el Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe (LatinNCAP) anunció que a partir de 2016 otorgará premios especiales a los autos que incorporen nuevas tecnologías de seguridad. Los “Premios a la Tecnología Avanzada” se entregarán a las automotrices que doten a sus equipos con el Frenado Autónomo de Emergencia: un radar que detecta la inminencia de un choque a baja velocidad y que, ante la falta de reacción del conductor, activa los frenos de manera automática para evitar o minimizar el impacto. El primer auto de fabricación nacional que incorpora esta tecnología es el nuevo Ford Focus 2016, que bautizó su sistema bajo el nombre de Active City Stop.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir