Si hablamos de citas y contactos a través de internet, hay una aplicación que inmediatamente nos viene a todos a la mente: Tinder.

Sin embargo, si nos fijamos en algún componente más allá de lo social (el económico, por ejemplo), olvidamos otra aplicación que, sin ser tan conocida, parece ser muchísimo más interesante que Tinder: Grindr.

Y es que es de primero de Empresariales que abarcar el mayor número de población posible es una grandísima estrategia de negocio, qué duda cabe, pero quizá lo sea aún más el hecho de dedicarse a un nicho concreto que, aunque sea más pequeño, te tenga a ti como el indiscutible dominador. Y eso es precisamente lo que le pasa a Grindr, que ejerce un liderazgo entre el público gay muy superior al ejercido por Tinder entre ambas corrientes.

Grindr ya vale 155 millones

Y si no, a los datos nos remitimos: la empresa china Kunlun, dedicada al desarrollo de videojuegos, acaba de gastarse nada menos que 93 millonazos de dólares (unos 85 millones de euros) para hacerse con el control de Grindr.

Y si la cifra ya te parece alta, ojo, que aún queda más. Y es que, en realidad, Kunlun no se ha hecho con el 100% de la compañía, sino… ¡con el 60%! Basta hacer una sencilla regla de tres para calcular el tremendo valor económico que ahora mismo parece atesorar la compañía: 155 millones de dólares (unos 142 millones de euros).

¿Qué va a hacer con Grindr?

Una vez hecha la compra, la pregunta que todos se hacen parece obvia: ¿qué va a hacer Kunlun con Grindr? ¿Por qué demonios una empresa de desarrollo de videojuegos iba a estar interesada en hacerse con una aplicación de citas y contactos para la comunidad homosexual, que parece ser una actividad totalmente alejada de su día a día?

La respuesta es medianamente sencilla y tiene su razón de ser en un significativo acontecimiento social: la reciente despenalización social de la homosexualidad en un país tan tradicionalmente homófobo como China.

En competencia con Blued

Y es que, desde que se produjo esta despenalización, la comunidad homosexual china (que existe y es muy numerosa, aunque el Gobierno se empeñara en negar lo evidente) se convirtió en un gran nicho de mercado dentro de las posibilidades de las aplicaciones para buscar pareja, un escarceo sexual o lo que cada cual quiera.

Y ahora mismo la app reina del mercado en China es Blued, que en un corto periodo de tiempo ha conseguido una audiencia recurrente de cerca de 15 millones de usuarios. Un nicho lo suficientemente grande como para que cualquier compañía tecnológica se plantee luchar dentro de él.

Y eso es precisamente lo que quiere hacer Kunlun, que a partir de ahora va a hacer todo lo posible por conseguir que Grindr llegue a China y se consolide como una alternativa más que interesante a Blued.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir