Los automóviles deportivos, y sobre todo británicos, vuelven a ser los grandes protagonistas secundarios (o no tan secundarios) de la nueva película de James Bond, Spectre. Los seguidores del super agente secreto, de Daniel Creig, y de los coches, estarán ya ansiosos por ver alguna de las espectaculares escenas. Entre ellas, según se ha avanzado en los «trailers» de la película, trepidantes escenas del Jaguar C-X75 de «los malos» recorriendo las calles iluminadas por la luna en Roma.

Pero el «coche del protagonista», aunque también lleva sangre británica por sus venas, no es un Jaguar, ya que James Bond vuelve a sus orígenes y de nuevo se monta en un Aston Martin, en concreto un «concept car» DB10.

A toda velocidad en un Aston

El vehículo no es un coche de producción, y ha sido desarrollado por Aston Martin únicamente para la película «Spectre». Este modelo lleva la firma de Marek Reichman, director creativo de la marca inglesa, y Sam Mendes, el director de la película. Ambos fueron los encargados de dar forma al deportivo del agente secreto.

Únicamente se han construido 10 unidades de este DB10, y todos ellos en exclusiva para la película. Lleva un motor V8 de 4.7 litros, igual al del más «real» Aston Martin V8 Vantage, y con la misma potencia de 426 CV.

El Aston Martin DB10 ha sido concebido sobre la plataforma del V8 Vantage, pero con una batalla mucho más larga. Y consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo sólo 3,2 segundos.

Sin embargo, no es descartable que, a la postre, se trate de un anticipo del futuro sucesor del actual DB9 que, por cierto, contará con motor Mercedes-AMG y quién sabe si alguna similitud más con el flamanteMercedes-Benz AMG GT.

En la trama de «Spectre» Bond deberá viajar a Roma para combatir a los malhechores. Y según ha trascendido, en algún momento de la cinta abandona el volante de su Aston Martin para conducir uno de los modelos que más identifican a la ciudad. Se trata de un Fiat 500 de última gneración, con el que el agente 007 vivirá otra de sus llamativas persecuciones.

Puede que resulte chocante, pero este utilitario le permitirá moverse con soltura entre las calles más estrechas de Roma. El vehículo acaba de ser renovado, aunque mantiene la estética tipo «retro» del Fiat 500 original.

También se atreve con un Fiat 500El nuevo Fiat 500 recoge el testigo de éxito de su predecesor, que ha logrado vender más de 1,5 millones de unidades desde que la marca decidió reeditarlo en 2007. La nueva generación Fiat 500 sigue fiel al origen y señas de identidad con una profunda actualización.

Disponible en carrocerías berlina y convertible, cotempla acabados Pop y Lounge, el primero con siete airbags, climatizador manual, Uconnect Radio con seis altavoces, puerto USB y conector auxiliar, mandos en el volante y luces diurnas de LED.

El nivel Lounge lo enriquece con techo panorámico de cristal, llantas de aleación de 16 pulgadas, Uconnect Radio 5” LIVE con pantalla táctil y volante de piel con mandos para usar numerosas aplicaciones en el sistema de a bordo.

La renovación afecta a los motores, ahora más eficientes. El nuevo Fiat 500 equipa el bicilíndrico de gasolina 0.9 TwinAir (105 CV) y el 1.2 de 69 CV, además del propulsor GLP 1.2 de 69 CV. En particular, el bloque de dos cilindros arroja 99 g/km. También están disponibles el diésel 1.3 MultiJet de 95 CV y el 1.2 de 69 CV Eco, que permite 99 g/km.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir