El ‘enorme’ iPad de 12,9 pulgadas tiene como objetivo reemplazar a las laptops. Tiene el procesador necesario y una pantalla sorprendente, pero como un dispositivo de trabajo serio, aún no lo logra. A pesar de tener la palabra “Pro” en su nombre, es mucho mejor para los usuarios casuales.

Hay algunas áreas en las que el dispositivo aún no logra dar el salto de tablet a laptop: la muerte prematura del mouse, la falta de software con funciones completas y el multitasking.

Ergonomía

El iPad Pro sueña con un mundo sin esa pequeña flecha que usamos de cursor, en el que sólo presiones botones y ventanas. ¿Quién no ha intentado tocar su pantalla sin pensarlo, tan sólo para terminar sintiéndose avergonzado, y ligeramente decepcionado?

Desafortunadamente para el iPad, aún no somos de la era post-mouse. El teclado oficial de Apple soporta algunos accesos directos, pero no cuenta con trackpad. Esto genera un revoltijo frustrante (y cansado) de movimientos manuales.

Cuando estás cómodo con una laptop, tus brazos apenas y se mueven y tus dedos vuelan a través del teclado y el trackpad, tecleando comandos y movimientos familiares. En el iPad Pro, tienes que pausar constantemente para levantar el brazo. Suena poco relevante y quizás se vuelva de segunda naturaleza con el tiempo, pero es un diseño distractor y desafortunado.

Software

Todas las apps existentes de iPad funcionan con el iPad Pro. Las opciones más interesantes son apps que has sido actualizadas para funcionar con el Apple Pencil, el stylus opcional. Si no necesitas ninguna app de trabajo pesado, o usar software específico de la compañía, cabe la posibilidad de que puedas hacer todo lo que necesitas en un iPad.

Los desarrolladores aman crear apps para iOS. Desafortunadamente usualmente se trata de versiones ligeras de software profesional popular. Adobe tiene múltiples apps de Photoshop. Son geniales para alguien que se inicia en la fotografía, pero no sirven para fotógrafos profesionales. Lo mismo sucede con otras industrias. Las versiones móviles no son suficientemente buenas para usarlas a tiempo completo para trabajar.

Sistema operativo

La última versión del iOS de Apple ha presentado avances en productividad y el iPad Pro tiene algunas opciones de multitasking. Si quieres correr dos aplicaciones al mismo tiempo o ver un video mientras trabajas, entonces este gadget es una buena opción. Pero en realidad estas funciones no son suficientes para copiar la experiencia en una laptop.

Tal vez el iOS en un iPad es una visión de cómo deberíamos trabajar. Enfocándonos en una o dos tareas a la vez, como máximo.

Pero aún al aceptar su limitación en el multitasking, el iOS aún tiene que avanzar mucho para realizar las tareas más pro de una computadora.

El Stylus

El lápiz que se utiliza con esta tableta es genial y es un avance en la forma de trabajar. Se siente cercano a escribir en una hoja de papel, además hay una gran cantidad de opciones de funciones como modelaje en 3D, pintar y diseñar.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir