Desde el Vertu Oro Rojo Negro DLC de US$37.470 hasta el Rook de US$76, el mercado de teléfonos inteligentes en 2015 parece ofrecer una opción para cada billetera.

Pero, ¿se obtiene lo que se paga?

El Vertu viene con una pantalla de zafiro súper robusta y 64GB de memoria interna. La cámara es de 13 megapíxeles y asegura que su batería dura 300 horas de duración.

Es una característica superior con un precio superior, pero antes de que usted empiece a vender los tesoros de la familia para hacerse a uno, debe saber que ya no se necesita ir tan lejos para conseguir un smartphone decente, según dice el analista Ben Wood de CSS Insight.

“Creo que US$300 es mucho dinero para comprar un teléfono en esta época”, le dice Wood a la BBC.

“Hemos llegado a un punto en la evolución teléfono inteligente donde los dispositivos se han convertido en ‘suficientemente buenos'”, asegura.

“Hay grados de barato. Si no eres quisquilloso con la marca, un dispositivo Android es muy accesible ahora”.

“Usted puede conseguir una cámara decente, muy buen rendimiento y un procesador decente”, explica Wood.

El más barato

En el otro extremo se encuentra Rook, que el operador EE acaba de lanzar al mercado en Reino Unido por un precio de tan sólo US$76.

Usa sistema operativo Android, tiene una cámara de 5 megapíxeles y hasta 400 horas de duración de batería con una sola carga, sin embargo sólo tiene 8 GB de memoria interna lo que según Wood, es una bandera roja.

“Yo estaría nervioso de comprar un dispositivo con menos de 8GB de memoria. Mi experiencia es que después de instalar un par de aplicaciones se quedará sin memoria rápidamente”, le explica el analista a la BBC.

“Usted lo que está consiguiendo es una funcionalidad muy básica”.

La semana pasada el fabricante chino OnePlus celebró el lanzamiento en Reino Unido de su teléfono de US$370, el OnePlus 2.

Al igual que cuando lanzó el modelo anterior, se advertía que sólo se podría asistir “por invitación”.

El año pasado las 900.000 personas que recibieron la invitación consiguieron el teléfono.

Y al igual que el Vertu tiene una cámara de 13 megapíxeles y la versión Premium tiene memoria de 64GB y cuesta un poco más de US$370.

Secretos de ventas

Pero, ¿cómo hacen los fabricantes para mantener sus costos bajos?

Hugo Barra, vicepresidente de presupuesto de la empresa electrónica china Xiaomi, le dijo al medio de tecnología digital Tech Crunch que el secreto para él radica en el mantenimiento de una pequeña cartera de productos con una vida útil larga.

Xiaomi tiene sólo dos gamas de móviles baratos, el Mi y Redmi.

“Un producto que se queda en los estantes entre 18 y 24 meses -que es la mayor parte de nuestros productos- pasa por tres o cuatro recortes de precios. El Mi2 y el Mi2s son esencialmente el mismo dispositivo, por ejemplo, explica Barra.

“La razón por la que hacemos estos recortes de precios se debe a que nos la hemos arreglado para negociar con los proveedores reducciones en los costos de los componentes a lo largo del tiempo”.

“La importancia de tener un pequeño portafolio es importante, por el hecho de que sólo lanzamos unos productos cada año, y de que sólo tenemos dos familias de productos”.

El factor de Apple

En noviembre de 2014 la firma de investigación Teardown desarmó un iPhone de Apple 6 y 6 Plus y estimó que los aparatos le costaban a la empresa entre US$227y US$242 en términos de piezas y montaje, según reportó el medio Tech Insight.

Sin embargo el iPhone 6 más barato –con el sistema abierto- se vende actualmente en las tiendas en Estados Unidos por US$649 y el iPhone 6 Plus a US$749.

Y precio tiende a aumentar en los países de Europa y Latinoamérica.

Pero eso no parece ser un obstáculo: Apple reportó un nuevo crecimiento en sus ganancias el mes pasado por la venta de 47,5 millones de iPhones sólo entre abril y junio de 2015.

“Las personas que tienen un iPhone están enamoradas de la experiencia Apple”, dice Wood.

Tal vez parte de la razón por la cual los fanáticos del iPhone se tragan el costo es por el peso de la conveniencia pura.

Para algunos alejarse del sistema operativo de Apple puede ser frustrante.

“A quienes se han pasado de iPhone a Android les ha resultado una experiencia difícil”, añadió Wood.

“Siempre he dicho que el iPhone es como el Hotel California (en referencia a la canción de Eagles) de los teléfonos inteligentes: una vez que estás adentro es difícil salir.”

El factor de la seguridad

En una época de temores sobre la piratería y la privacidad de los datos, uno de los mayores problemas con los teléfonos más baratos es lo seguros que pueden ser.

La mayoría de los teléfonos inteligentes de presupuesto bajo funcionan con el sistema operativo Android, que es mucho menos restringido que OS de Apple, y que también es más propenso a ser hackeado.

“Los teléfonos baratos no son una mala cosa, el costo de hardware está siempre disminuyendo, pero la seguridad depende mucho del software“, dice el experto en seguridad y profesor de la Universidad de Surrey, Alan Woodward.

“Los teléfonos más baratos pueden ser más difíciles de actualizar por las factores esenciales del sistema operativo para reforzar la seguridad”, dice Woodward.

“No es que la tecnología lo impida sino más bien que los vendedores no suelen emitir las actualizaciones necesarias”, dice.

“Lo hemos visto durante años con los routers baratos en los que no resulta económico para un fabricante emitir actualizaciones de firmware (el bloque de instrucciones que establece la lógica de más bajo nivel que controla los circuitos electrónicos de un dispositivo) para dispositivos vale US$50 en caso de fallas.

“Si algo es demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo es”, dice Woodward.

“Si usted puede comprar un teléfono inteligente de algún proveedor desconocido por poco dinero entonces tiene que asumir el producto que es, y que es probable que sus datos estén siendo recolectado con fines delictivos o alguna otra razón”.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir