Una vez y en alguna parte, Borges, ese escritor argentino autor de obras como EL ALEPH, dijo muy sabiamente que todos los inventos tecnológicos hechos por el hombre son extensiones del cuerpo humano. Y al sol de hoy, teniendo en cuenta las cantidad exorbitante de dispositivos tecnológicos habidos y por haber, se podría decir también que hay tecnologías que son parte de lo humano, como si fueran un órgano.

En la actualidad, en lo que se refiere a telefonía móvil, la dependencia que tienen cada vez más personas por ella se ha transformado para mucho en una incipiente patología. Y es que el teléfono celular es la nueva adicción del siglo XXI; a tal punto, que se estima que el número de líneas que existen en actualmente en el mundo son análogas al número de habitantes.

Esto refleja que el teléfono móvil o celular es la tecnología preferida de miles de millones de personas. En este sentido, un estudio señala que anualmente se registran cada vez más usuarios; con un incremento del 3% de los suscriptores. El país en el que esta cifra va en aumento es la India, con 21 millones de nuevos usuarios, seguido por el otro gigante asiático, China, que registró 6 millones de nuevos usuarios para finales del pasado año; una cifra parecida la tiene Estados unidos, con 5 millones de suscriptores nuevos por año.

Los smartphones están acaparando el mercado

Las encuestas realizadas por una de las compañías telefónicas más conocidas a nivel mundial como lo es Ericsson, aseguró que en sus estadísticas, el uso del Smartphone, de teléfonos inteligentes, representan nada más y nada menos que el 75% de telefonía en uso activo a nivel global. De hecho, aseveran que estas cifras crecerán considerablemente en los próximos años.

Esto hace que, por otro lado, el tráfico de datos haya aumentado. Esta misma compañía dio a conocer que las cifras en cuanto a tráfico de datos vía smartphones alcanzaron el 65% entre mediados del 2014 y finales del 2015, asegurando que seguirá en aumento a finales del presente año en un estimado de 45% anual que se mantendrá hasta el 2021.

Quizá no hay que extrañarse por estas cifras si se toma en cuenta que la tecnología ha creado una sociedad red, con una cultura cibernética o, como le llaman algunos entendidos, cibercultura, que se comunica a través de redes y dispositivos móviles.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir