La compañía alemana se lucirá en el concurrido salón automotor que arranca en septiembre, en donde mostrará su más reciente desarrollo tecnológico en lo que a iluminación del automóvil se refiere.

Los nuevos dispositivos de luz basan su diseño en capas superpuestas que ofrecen un óptimo control de los niveles de brillo, intensidad y color; por su facilidad de ser trabajada en capas, un sistema de luces OLED se adecua a casi cualquier diseño que se le dé.

Cada unidad de estas se compone de dos electrodos, uno de ellos transparente, con unas milimétricas láminas hechas de materiales semiconductores orgánicos, que para activar una capa y generar la incandescencia no usan más de tres o cuatro voltios, entregando una luz vistosa y uniforme.

Audi presenta las luces OLED

Sin embargo, y hasta tanto no se consiga una densidad de luz más poderosa, no se pensará en usar este sistema de luces en los faros principales, intermitentes ni de freno. Prácticamente podríamos decir que el nuevo sistema no fue pensado para mejorar la visibilidad del auto, sino exclusivamente para que este sea visto.

Otra de las ventajas de las OLED es que no se calientan como una luz tradicional.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir