Estos camiones y furgones convertidos en vehículos de expedición transforman los rincones más escondidos e inhóspitos de la Tierra en auténticas vacaciones extremas sobre ruedas. Te contamos cuales son los diez mejores hoy por hoy, toma nota.

XV, además del nombre de un Subaru, son las siglas que designan una categoría superior de autocaravanas destinadas a expediciones. Allí donde no llegan los modelos convencionales, los XV, provistos de dos, tres o más ejes y unos sofisticados sistemas de tracción total, llevan a sus ocupantes a través de las dunas del Gobi, atraviesan las regiones más duras de Siberia o se enfrentan a rutas ignotas en las cordilleras más temidas del planeta. La fórmula ideal para visitar estos parajes sin renunciar a techo, cama, cocina y hasta hidromasaje.

El secreto está en la base

Al igual que las autocaravanas más populares, los XV consisten en trabajos de carrozado ymodificaciones mecánicas que realizan empresas no necesariamente ligadas a la que fabrica el vehículo que vende su estructura. Aunque también pueden emplearse furgones, los más capaces aprovechan las notables prestaciones fuera del asfalto de los camiones más aguerridos.

Los primeros, construidos artesanalmente durante la segunda mitad del siglo XX –aunque siguen apareciendo creaciones similares hoy en día–, otorgaban una nueva vida a antiguos Land Rover 101 FC y Volvo C303 hace años jubilados de sus funciones en los ejércitos británico y sueco o a los incombustibles Mercedes-Benz Unimog, uno de los reyes del segmento por excelencia. Viajeros experimentados siguen recomendando el camión todoterreno más polivalente y famoso de la marca alemana para fabricar estas caravanas. Incluso cautivó a clientes estadounidenses, que compaginan esa fascinación con la lealtad a las series E y F de Ford.

El reparto del mercado ha evolucionado ligeramente en los últimos años. Los especialistas con más recorrido y prestigio se hallan en Alemania y Estados Unidos, pero Australia también cuenta con una sólida red de carroceros que desde hace años transmutan camiones Isuzu y Mitsubishi en casas nómadas.

Para todos los bolsillos

El público al que se dirigen suele disponer de un presupuesto holgado. A pesar de que la oferta se ha ampliado tras franquear los años 2000, quien se interesa por estos vehículos debe prepararse para desembolsar fácilmente más de 100.000 euros, a los que hay que sumar el coste del furgón o camión en el que se cimenta el hogar rodante.

Si ninguna opción es adecuada, siempre hay huecos reservados a proyectos individualizados, elaborados a medida por y para trotamundos con gustos específicos tanto ahorradores como sibaritas. Sus ideas y relatos constituyen la verdadera publicidad de los progenitores de los XV, favorecidos por el boca a boca y las redes sociales.

1.- KiraVan, el sueño de un emprendedor: El empresario neoyorquino Bran Ferren diseñó esta autocaravana para recorrer el mundo con su hija Kira de seis años. Bajo el espectacular envoltorio de este XV se esconde un Mercedes-Benz Unimog. La metamorfosis exigió cuatro años de mano de obra y millones de dólares. El KiraVan se mueve con un motor turbodiésel de 260 caballos.

2.- Unicat Terracross 49, compacto y valeroso: Un carrocero de renombre como el alemán Unicat no podía resistirse a la versatilidad del Mercedes-Benz Unimog. El modelo de la foto se lanzó en 2008 y se monta sobre un U500 4×4 con propulsor turbodiésel de 218 caballos. Dentro pueden vivir hasta cuatro personas y tiene todo lo imprescindible para largos periplos. Según las opciones, el conjunto puede costar unos 250.000 euros.

3.- Mercedes-Benz Zetros 2733 6×6, el capricho de dos mongoles: Se presentó en el Caravan Salon 2014 de Düsseldorf y se trata de un vehículo concebido especialmente para dos empresarios afincados en Mongolia. El exterior es obra del carrocero alemán Hartmann y el interior de su compatriota Hünerkopf. Su precio asciende a 800.000 euros y se alimenta de un propulsor Diesel de 326 caballos. La célula ofrece televisión en cada habitáculo, un Mac, un router y climatización inteligente.

4.- Fiat Ducato 4×4 Expedition, trío ganador: El Caravan Salon de Düsseldorf acogió este verano la presentación de este audaz Ducato 4×4. La transmutación se ejecutó entre tres empresas independientes: Olmedo realizó la carrocería exterior, Tecnoform el habitáculo y la veterana empresa francesa Dangel la tracción total El motor es el Diesel Multijet II de 2,3 litros preparado para producir 150 CV. El vehículo no se comercializará, pero Fiat estuvo abierta a opiniones y sugerencias sobre estos productos en la feria alemana.

5.- Unicat Terracross 52 Comfort, esencia americana: Representa una de las adaptaciones que la empresa alemana construye basándose en el International 7400. Unicat lo vende a partir de unos400.000 euros con cabina simple o doble y con dos o tres ejes. Lleva un Diesel de 310 caballos.

6.- Action Mobil Atacama 5900, el Yeti de los Alpes: Competidor natural de Unicat, la marca austriaca Action Mobil renovó recientemente lo más alto de su línea Atacama. El segundo escalón por arriba lo ocupa el 5900, basado en un MAN TGM 4×4 de doble cabina. Unido al completo habitáculo y el elevador trasero, su coste rebasa los 300.000 euros.

7.- Bocklet Dakar 750 6×6, con seis ruedas: Por 255.000 euros, el alemán Bocklet, con la ayuda del experto en chasis Oberaigner, añade un eje al Mercedes-Benz Sprinter 4×4 e instala detrás de la cabina una célula con cocina, nevera, congelador, comedor y cama de matrimonio.

8.- Bocklet Dakar 630E, pequeño pero matón: El carrocero germano citado en otras transformaciones también evoluciona el Iveco Daily 4×4. Mide 6,3 metros de largo, se desplaza con un motor turbodiésel de 176 caballos y tiene un precio que ronda los 180.000 euros en función de la carta de opciones que se elijan.

9.- Bimobil EX 480, del reparto al safari: En manos del carrocero alemán Bimobil, un Mercedes-Benz Atego acostumbrado a recados matutinos se convierte en un auténtico explorador. El EX 480 de 200.000 euros utiliza un chasis 1023 con tracción 4×4 y motor Diesel de 231 caballos. El habitáculo luce maderas nobles y destaca por el confort de los acolchamientos en asientos y cama y las soluciones prácticas de almacenamiento y apertura de ventanas.

10.- Bremach T-Rex 4×4, mezcla italo-germana: Al igual que el Mercedes-Benz Unimog, su equivalente italiano se caracteriza por una polivalencia que lo hace idóneo para desarrollar pequeñas caravanas todoterreno. El carrocero alemán Bocklet –autor de la transformación mostrada en la imagen– es uno de los que realizan proyectos sobre este modelo con más frecuencia.

Papeles alternativos

Aunque los expedicionarios las asocian a los XV, las firmas carroceras y organizadoras de rutas privadas han participado en acciones con fines distintos al lúdico. El equipo Taurinorum de Turín recorre África con Daily 4×4 promoviendo la educación vial y la checa Adventura usa Tatras 815, típicos del Dakar, como autobuses de turistas en Islandia.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir