Lamborghini siempre ha contado en su gama con variantes de propulsión trasera, quizá para atraer a esos clientes puristas de Porsche hacia sus deportivos en lo que se supone un salto de exclusividad.

Con el Huracán no iba a ser menos. De hecho, la versión LP 580-2 da continuidad al Gallardo de propulsión y pone un toque de pimienta a la conducción del nuevo deportivo de Sant’Agata.

Lamborghini Huracán LP 580-2 con el viento a favor 1

Porque el Huracán LP 580-2 está enfocado precisamente a eso, a potenciar la pureza en la conducción, tradicionalmente reservada a los tracción trasera. De hecho, Lamborghini reconoce que ha modificado todos los elementos dinámicos del coche (suspensiones, dirección, electrónica…) para adaptarse a los nuevos ‘modales’ del último toro italiano.

Eso no quita que, gracias a los tres modos de conducción que forman el ANIMA (Adaptive Network Intelligent Management) del Huracán podamos usarlo con confianza y en el día a día, al menos en el programa ‘Strada’. Otra cosa bien diferente es si seleccionamos el Sport o el Corsa… en estos casos el comportamiento se torna más sobrevirador y empiezan a cobrar más importancia las manos del piloto.

Aunque pierde 30 caballos de potencia respecto al Huracán LP 610-4, gracias a la reducción de 33 kilos de peso (por la mayor sencillez del sistema de tracción), su relación peso/potencia sigue siendo muy favorable: 2,4 kilos por caballo. Más claro: acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y alcanza los 320 km/h de punta. Es cinco kilómetros más lento pero tan veloz en el sprint como su hermano de tracción total. Y, por si a alguien le importa, gasta 0,6 litros menos… (11,9 frente a 12,5 litros).

Cosas que no cambian: la construcción de carbono y aluminio del chasis, la caja de doble embrague Lamborghini Doppia Frizione (LDF) de siete marchas, la suspensión magnética opcional (aunque con reglajes específicos) o el cuadro de relojes digital con pantalla TFT de 12,3 pulgadas.

El precio para Europa del Lamborghini Huracán LP 580-2 es de 150.000 euros más impuestos, lo que supondría que en España superaría los 200.000 euros.

Lamborghini Huracán LP 580-2 con el viento a favor 2

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir