El Lamborghini Asterion, el coche llamado a ser el primer híbrido de la marca del toro y cuya producción en serie parecía cercana, se quedará finalmente en un mero proyecto.

Lamborghini no ha explicado cuáles son las razones concretas de esta cancelación repentina de un proyecto tan avanzado que, además, había sido apoyado de forma entusiasta por Stephan Winkelmann, presidente de Lamborghini, en su presentación en el pasado Salón de Ginebra.

Las posibles causas del abandono del proyecto Asterion serían básicamente empresariales. La demanda, manda y aún más la rentabilidad y los incentivos fiscales. De estas dos últimas, la primera Lamborghini la tiene garantizada por la pertenencia a Volkswagen. El Urus tendría muchas sinergias en motores y sistemas híbridos con el Audi Q7, el Porsche Cayenne y el futuro Bentley Bentayga.

Y los incentivos fiscales también han incidido en que sea el Urus el proyecto elegido en lugar del Asterion. Rupert Stadler, presidente de Audi (en cuyo paraguas está Lamborghini dentro del grupo VAG), Stephan Winkelmann y Luca Di Meo, máximo responsable de márketing de Audi y con buenas relaciones con las autoridades italianas tras su paso por Fiat, se reunieron en mayo el primer ministro italiano Matteo Renzi.

Los ejecutivos le plantearon al primer ministro italiano que fabricarían el todocamino en Italia, donde Lamborghini tiene su sede. Y lo haría a partir de 2018. Para su fabricación ampliaría instalaciones y aumentaría el empleo en 500 personas con una inversión de al menos 800 millones de euros. Ante tal inversión, el Ejecutivo italiano se comprometería a otorgar unos incentivos fiscales de por lo menos 90 millones de euros. Una situación mucho más favorable que con el Asterion…

El Urus será una realidad en 2018. Es un modelo del que los clientes de Lamborghini ya han ofrecido un ‘feedback’ positivo a la marca y que encajará en los potentes mercados de Oriente Medio y China. Recodad que Bentley va a fabricar el Bentayga, Maserati el Levante e, incluso la que decía que nunca fabricaría un todocamino, Rolls-Royce, también tendrá el suyo.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir