Frustrar las conspiraciones terroristas es más difícil que nunca y la tecnología es tanto el problema como la solución.

Los extremistas violentos como ISIS se reúnen a plena vista en Facebook o Twitter. Luego, hacen privada la conversación por medio de una tecnología llamada “cifrado”, que sirve para codificar sus mensajes.

A esto se le llama “entrar en la oscuridad”. Es la situación más alarmante para las Policías y los agentes de contraterrorismo de todo el mundo en este momento. Les preocupa no poder prevenir el siguiente atentado terrorista, inquietud exacerbada en gran medida tras los ataques del 13 de noviembre en París que cobraron 130 vidas.

“Está claro que nuestros adversarios terroristas descubrieron y aprendieron cuáles son las formas de comunicación que hemos podido interceptar anteriormente. Ahora entienden que si… encuentran otras formas de comunicarse, pueden proteger sus comunicaciones”, dijo Nicholas Rasmussen, director del Centro Nacional de Contraterrorismo de Estados Unidos a Jim Sciutto, de Special Report de CNN.

¿Qué tecnología usa ISIS?

ISIS tiene un recurso de tecnología para los yihadistas que buscan ocultar mejor su rastro. El grupo terrorista tiene entre cinco y seis miembros que ofrecen apoyo las 24 horas para cifrar comunicaciones, ocultar detalles personales y evitar la vigilancia al usar aplicaciones como Twitter.

Cuando los terroristas de ISIS quieren ocultar lo que están diciendo, recurren cada vez con más frecuencia a una aplicación llamada Telegram. La empresa emergente berlinesa presume dos capas de cifrado y afirma que es “más rápida y más segura” que su competencia, WhatsApp, propiedad de Facebook.

La semana pasada, Telegram señaló que había bloqueado 164 canales en 12 idiomas relacionados con ISIS.

Sin embargo, los bloqueos solo afectan a los canales públicos. Las comunicaciones privadas en Telegram siguen protegidas. Los usuarios pueden enviar mensajes a sus amigos, fotos y archivos con seguridad. También pueden crear grupos de chat con hasta 200 miembros o pueden elegir “chats especiales secretos” en los que los mensajes, las fotos y los videos se autodestruyen.

"DigitaShadow", el director ejecutivo de Ghost Security, un grupo de hackers que combate a ISIS. (DigitaShadow).

¿Qué está haciendo el gobierno estadounidense?

James Comey, director de la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI), ha dicho repetidamente que el uso que ISIS hace de las redes sociales no tiene precedentes en cuanto a la intensidad con la que contacta a la gente en Occidente. Las “órdenes judiciales” que las agencias del orden usan para prevenir delitos “son ineficaces porque los dispositivos están protegidos con cifrado”, dijo Comey a mediados de noviembre.

Los miembros de ISIS básicamente están sobrecargando el sistema, de acuerdo con Michael S. Smith II, analista de terrorismo.

En Estados Unidos, se ha acusado a al menos 52 estadounidenses de delitos relacionados con el terrorismo y de presuntamente apoyar a ISIS, según los expedientes públicos. La vigilancia intensa del FBI ha sido un factor importante.

Sin embargo, es como encontrar una aguja en un pajar… y hay una cantidad abrumadora de pajares, dijo Matthew Green, quien da clases de Criptografía y Seguridad Computacional en la Universidad Johns Hopkins.

“Nadie puede darse el lujo de leer todos los correos electrónicos. Hay demasiadas comunicaciones como para que las escuchemos todas, aunque ninguna estuviera cifrada”, dijo Green.

Sin embargo, los esfuerzos del gobierno para contrarrestar el cifrado también despiertan inquietudes sobre la privacidad. Reducirían la confidencialidad de los correos electrónicos, los planes de negocios, la banca y mucho más.

Cómo participan los grupos no gubernamentales

Aquí entran en escena grupos como Ghost Security.

ghost-security-group

El grupo se diferencia de Anonymous, el gran colectivo de hackers activistas que también le declaró la guerra a ISIS y que afirma que ha desmantelado varias cuentas pro-ISIS en Twitter. Varios miembros formaron parte de Anonymous, entre ellos uno de los líderes, quien lleva el nombre de DigitaShadow.

DigitaShadow dice que desde su formación, Ghost Security ha desmantelado 149 sitios de propaganda del Estado Islámico, 110.000 cuentas en redes sociales y más de 6.000 videos de propaganda. Desde los ataques más recientes, en París, el grupo ha tratado de recabar información sobre los rastros digitales de los atacantes y de identificar las cuentas de redes sociales involucradas en los ataques (CNN no pudo confirmar independientemente esta información).

Ghost Security afirma que creó un software automatizado que identifica las cuentas de redes sociales de ISIS.

DigitaShadow dice que el colectivo se ha infiltrado en comunicaciones privadas de ISIS, que ha tomado cuentas de ISIS en redes sociales y que ha obtenido la información del IP (protocolo de internet) que ayudará a identificar y a localizar a los miembros de ISIS. Ghost Security se dedica principalmente a acabar con ISIS, pero también persiguen a otros extremistas islámicos.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir