Esta cuarta generación del Sportage comenzará a venderse en el primer trimestre de 2016. A su llegada, que será como modelo 2017, sustituirá al Kia Sportage 3, que ha estado a la venta en los concesionarios entre 2010 y 2015.

Eso sí, habrá que esperar hasta el mes de septiembre (cuando abras las puertas el salón de Frankfurt) para conocer todos los detalles del nuevo Sportage. Hasta ahora, Kia sólo ha mostrado estos primeros bocetos que ahora te mostramos.

No obstante, si tenemos en cuenta que el Sportage comparte muchos elementos con el nuevo Hyundai Tucson, y que este último ha dado un buen salto de nivel, es de esperar que el Tucson también presente ahora una mayor calidad.

Comenzando, por su diseño, este será más europeo, con una parrilla prominente, grupos ópticos afilados y un interior minimalista con menos botones y mandos y un mayor predominio de la pantalla central.

Además, esta nueva generación se caracteriza por la incorporación de una nueva plataforma, la misma que incorpora el Hyundai Tucson, que le hace crecer en distancia entre ejes (rondará los 2,67 metros) y le permite ofrecer un mayor espacio interior, así como un mejor comportamiento.

A ello hay que sumar una estructura más rígida, lo que proporcionará un mayor aplomo en carretera, así como una dirección más precisa.

Respecto a las dimensiones, el nuevo Sportage rondará los 4,4 o 4,5 metros de longitud mientras que su maletero superará con toda probabilidad los 500 litros de capacidad.
Y en cuanto a los motores, la gama se compondrá, con total seguridad de dos variantes de gasolina y tres diésel.

La oferta de gasolina estará formada por un único bloque motor de cuatro cilindros en línea y 1,6 litros que ofrece dos niveles de potencia (135 CV y 176 CV, para la versión alimentada con turbo). La variante más potente, el 1.6 TGDi de 176 CV podrá equipar, además, la tracción total y el cambio automático de siete marchas 7DCT.

En cuanto a los diésel estarán el 1.7 CRDi de 115 CV (con cambio manual y tracción delantera), el 2.0 CRDi de 136 CV (con cambio manual y automático y versiones con tracción delantera y total) y el 2.0 CRDi de 184 CV sólo disponible con cambio automático y tracción total.

De todos ellos, el de mayor éxito de ventas será con total probabilidad del 2.0 CRDi de 136 CV.

Lo que por el momento se desconoce es el nivel de equipamientos y el precio del modelo, facetas ambas que se conocerán cuando su lanzamiento esté más cerca. Aunque nuestra estimación es que su precio inicial rondará los 21.000 euros (sin descuento).

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir