Generalmente solemos beber cuando tenemos calor o la sed aprieta, pero ¿bebemos la cantidad suficiente que necesita nuestro cuerpo? Siempre hemos oído eso de que hay que beber dos litros de agua al día, pero para algunos puede ser demasiado y otros se pasan el día enchufados a la botella -de agua- como si no hubiera un mañana.

Sin embargo, la cantidad del líquido elemento que necesita nuestro cuerpo serrano depende de varios parámetros, como nuestro peso, lugar en el que vivimos, temperatura externa… Todos estos valores son los que analiza HidrateMe, la primera botella de agua inteligente que te avisa cuando es el momento de hidratarte.

Si pensabas que con tener sed era suficiente, estabas la mar (nunca mejor dicho) de equivocado. Esta botella se sincroniza, cómo no, con tu teléfono móvil -también inteligente- y te avisa cuando ha llegado el momento de ingerir un traguito de H2O.

HidrateMe es una botella de 720 mililitros que brilla para avisarte de que tienes que beber un poco de agua para que te mantengas sano como una manzana. Además, cuenta con un sensor que vigila las veces que bebes a lo largo del día para que lleves un seguimiento de tu ingesta del líquido elemento.

Antes de nada, para que HidrateMe funcione debes descargarte en tu teléfono móvil una aplicación e introducir una serie de características personales como altura, peso o si eres una persona activa. A partir de ahí, la app de HidrateMe te dirá cuál es la cantidad de agua idónea para tu organismo.

Además de estos valores personales, la aplicación tendrá en cuenta otros factores externos como la temperatura y humedad del entorno o la localidad en la que te encuentras para identificar así el tipo de clima en el que estás. A clima más seco o mayor temperatura, más agua deberás beber.

HidrateMe resulta sencillo de usar: cuando la app considere que debes hidratarte mandará un aviso a la app de tu móvil, al mismo tiempo que la botella se iluminará para que no se te olvide darle un trago.

La verdad es que el invento resulta la mar de interesante no solo para los meses de verano, sino para todo el año. Es útil para llevarla al gimnasio, la oficina o en el bolso o mochila, y -ojo- se puede meter en el lavavajillas. Además, la batería de la botella puede durar hasta un año y medio y es reemplazable.

Por algo más de 30 euros puedes tener una botella HidrateMe, que viene en varios colores: blanco, verde, turquesa, rosa y negro. Eso sí, tendrás que esperar hasta finales de este año o principios del que viene para tener tu HidrateMe

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir