Google es hoy un buscador que ingresa miles de millones de dólares a través de publicidad, una empresa que desarrolla un sistema de envíos a domicilio con drones, una compañía que ya ha puesto a circular automóviles sin conductor y un laboratorio médico que combate el envejecimiento.

Dentro de unos meses,Google pasará a llamarse Alphabet. Será el paraguas bajo el que se organizarán todos los negocios del gigante tecnológico, en una reestructuración radical de la compañía que fue anunciada este lunes. El buscador y los negocios relacionados con Internet -como YouTube, Android o Chrome- seguirán llamándose Google, que, al igual que las otras sociedades y proyectos, será una subsidiaria de Alphabet.

El revolcón en la estructura corporativa también afecta a las personas: Larry Page, hasta ahora consejero delegado de Google, será el nuevo consejero delegado de Alphabet. El otro fundador de la empresa,Sergey Brin, será el presidente de la matriz. Eric Schmidt, que era presidente de Google, pasa a ser presidente ejecutivo de Alphabet. YSundar Pichai, hasta ahora director de producto de los negocios deinternet de Google, pasa a ser consejero delegado de la nueva filial.

A trazo grueso, la reestructuración separa el negocio que hace dinero en Google -los servicios en internet- de todo lo demás, en su mayoría proyectos visionarios. La decisión dotará de másindependencia a cada filial y evitará que el desarrollo de unas partes del negocio condicionen a otras. «Nuestra compañía funciona bien, pero creemos que la podemos hacer más limpia y fácil de controlar», justificó en una entrada de su blog Page.

Google, paradigma de la innovación y fundada por dos emprendedores que apenas pasar de los 40 años, busca parecerse a Berkshire Hathaway, el holding de Warren Buffett (casi 85 años): cada consejero delegado de las sociedades que conforman Alphabet reportará directamente a Page.

Según «The Wall Street Journal», Page dijo en una reunión con inversores que para él Berkshire Hathaway era un modelo para gestionar empresas grandes y complejas. «Esto nos permitirá una mejorgestión en escala, poden gestionar de manera independiente negocios que no están relacionados», dijo en su blog. El cambio no se ejecutará hasta el cuarto trimestre de este año, pero ayer el mercadoreaccionó bien a la noticia: en la negociación «after hours», la acción del todavía Google se disparaba casi un 6%.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir