Google tiene problemas en Rusia.
La compañía ha sido declarada culpable de forzar a vendedores rusos a precargar los teléfonos inteligentes Android con aplicaciones de Google y de prohibirles instalar los servicios que ofrecen los motores de búsqueda rivales.

La agencia antimonopolio rusa dijo que Google podría ser sancionada con una multa de hasta el 15% de sus ingresos en Rusia por las violaciones.

Se emitirán detalles de la decisión a finales de este mes, incluyendo los cambios que Google tendrá que hacer a su estrategia en Rusia.

“En particular, la agencia puede solicitarle [a Google] que modifique los contratos con los vendedores de dispositivos móviles”, dijo Alexei Dotsenko, un funcionario de alto nivel de la agencia antimonopolio.

La investigación que Rusia llevó a cabo se debió a una queja presentada por Yandex (YNDX), el mayor motor de búsqueda del país.

Yandex es el mayor competidor de Google en Rusia, pero su cuota de mercado cayó por debajo del 60% el año pasado. La compañía acusó a Google de violar la ley para tratar de exprimir aún más.

Según un estudio de Gazprombank, alrededor de un 86% de los teléfonos inteligentes en Rusia funcionan con Android, lo que limita la capacidad de Yandex para competir con Google en el mercado móvil.

Yandex agradeció la resolución y sus acciones aumentaron casi un 7% el lunes cuando se dio a conocer la noticia.

Google dijo que aún no ha recibido la resolución.

“Cuando recibamos el fallo lo estudiaremos y determinaremos las medidas a tomar”, le dijo un portavoz a CNNMoney.

Google enfrenta investigaciones de antimonopolio similares en la Unión Europea. La Comisión Europea ha estado investigando las prácticas comerciales de Google con una irregular dedicación durante cinco años. Lanzó una investigación formal sobre el problema vinculado a las aplicaciones Android en abril.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir