El Lumia 950 es el primer terminal interesante con Windows Phone en meses, sobre todo porque es el primero que ha sido diseñado específicamente para Windows 10. Es un teléfono creado para darle la vuelta a los esfuerzos desesperados de Microsoft en el mercado de móviles.

Microsoft ha hecho un smartphone, como mínimo, usable. Pero después de forzarme a utilizarlo durante una semana, no estoy seguro de por qué alguien querría usarlo.

Qué es

Junto con su hermano mayor el XL, Microsoft Lumia 950 es el primer teléfono diseñado para Windows 10. Tras una pantalla de 5,2 pulgadas, el teléfono está cargado de buenas especificaciones, que incluyen un procesador Snapdragon 808 y 32 GB de almacenamiento. La cámara PureView de 20 megapíxeles es descendiente directo de las excelentes cámaras de los buenos tiempos de Nokia. El 950 cuesta $550.

Lumia 950, análisis: Microsoft tiene ideas brillantes, pero nunca las hace realidad

Por qué importa

Como ya he dicho, el Lumia 950 supone un montón de cosas nuevas para Microsoft. Es el primer teléfono con Windows 10. Es el primer teléfono de gama alta que se ha desarrollado desde que Microsoft compró la división de móviles de Nokia. Además, Microsoft espera que sea el primer teléfono que convenza a los consumidores y, quizá algo más importante, a los desarrolladores, de que Windows es una plataforma móvil viable.

A pesar de los fans rabiosos, Windows siempre ha sido un sistema operativo móvil muy limitado que pocas personas elegirían para sí mismos. Nunca ha tenido las apps ni la experiencia de usuario de Android o iOS. En teoría podías usar un teléfono con Windows para hacer lo básico, pero sacrificabas mucho por irte con Microsoft. Sólo conozco a una persona que utiliza Windows voluntariamente en su teléfono.

Dicho esto, los teléfonos con Windows tienen algunas características atractivas. Los terminales de Nokia eran preciosos. Y a pesar del basto diseño en forma de azulejos, Windows Phone 8 era muy atractivo, aunque no fuera precisamente fácil de usar. Y tenían una de las mejores cámaras, desarrolladas por Nokia, con la esperanza de que la gente fuera a comprar un sistema operativo inferior a cambio de tomar mejores instantáneas.

Con Windows 10, Microsoft quiere atraer a los usuarios con una plataforma que ofrece una experiencia escritorio-a-móvil sin fricciones. Las mismas aplicaciones de Windows que funcionan en tu escritorio deberían funcionar también en tu teléfono. Tienes el mismo asistente, Cortana, e incluso puedes conectar tu móvil a un monitor y usarlo como un PC de escritorio —más o menos.

Es una idea intrigante. Windows 10 es un excelente sistema operativo que arregla muchas de las meteduras de pata que Microsoft tuvo con Windows 8. Pero la clave estará en si consiguen esa convergencia móvil-escritorio. Todo el mundo parece estar de acuerdo en que éste es el futuro, pero aún nadie lo ha logrado. Microsoft podría ser el primero, y sería un éxito formidable.

Lumia 950, análisis: Microsoft tiene ideas brillantes, pero nunca las hace realidad

Diseño

Si algo puedo decir del 950 es que a la gente le causa curiosidad. He probado la versión en blanco mate y sin duda llamó la atención como cabe esperar de una inversión de $550. Pero cuando se lo daba en mano a algún inquisitivo observador, ninguno llegaba a la conclusión de que estaba hecho para ellos.

Se supone que el 950 es una nueva era de la larga tradición de Nokia de hacer teléfonos bonitos y, francamente, no hay nada en el diseño de este rectángulo minimalista que represente su pedigrí. Los teléfonos Nokia de antes, como el1520 o el 1020, eran atractivos y llamativos. Toda una declaración de intenciones. El 950 no dice nada en absoluto.

Las formas del 950 se pueden describir como “cuadriculadas” y el plástico trasero extraíble consigue verse y sentirse “barato”. (Por lo menos puedes intercambiar la batería). La única característica llamativa del teléfono es el anillo planteado que rodea la lente de la cámara y que sobresale del plástico mate como un ojo robot —la única parte del diseño que me gusta de verdad.

Una vez que despiertas el teléfono, las cosas empiezan a verse con otra cara. Al igual que muchos otros teléfonos de gama alta, el 950 tiene una pantalla QHD (2560 x 1440). Pero el 950 es más pequeño que la mayoría de los smartphones top, así que tiene una densidad de píxeles de 564 ppp. Es una pantalla vibrante, brillante y placentera. Pero probablemente resulte pequeña para ver vídeos en un mundo adoctrinado con la idea de que 5,2 pulgadas es “pequeño”.

Lumia 950, análisis: Microsoft tiene ideas brillantes, pero nunca las hace realidad

Uso

Me pasé una semana entera con el Lumia 950 tratando de hacer todo lo que hago normalmente con un teléfono. En la mayoría de los casos podrás usar este teléfono como tu smartphone principal sin preocupaciones. Antes Windows Phone era tan limitado en comparación con la competencia que me frustraba fácilmente, pero Microsoft ha simplificado tanto la configuración del sistema y las notificaciones que no tengo la necesidad diaria de lanzar el Lumia 950 contra la pared.

Dicho esto, el teléfono sí que trae consigo algunas frustraciones. Tengo que decirlo: Windows 10 no es un gran sistema operativo móvil, todavía. Es inestable y tiene algunos bugs. Las aplicaciones se cuelgan con más frecuencia que en otras plataformas y suelen tardar en cargar. En cuanto a autonomía, el teléfono apenas llega a final del día, y necesitarás un cargador si lo vas a usar mucho.

Dicho esto, vamos a ensuciarnos un poco las manos.

Aplicaciones (o la ausencia de-)

Gran parte del esfuerzo de Microsoft de hacer que Windows sea una plataforma más atractiva son las aplicaciones universales, o sea que todas las aplicaciones desarrolladas para Windows 10 funcionen tanto en el teléfono, como en una tablet o un ordenador en toda regla. Es una decisión inteligente para atraer desarrolladores. Sin embargo, Windows 10 sólo tiene unos meses de edad y no hay muchas aplicaciones universales para elegir.

Por ahora hay algunos servicios multiplataforma como Spotify, Twitter, Netflix y Fitbit. Incluso hay versiones beta de Slack e Instagram. Windows todavía no se ha puesto al nivel de otros ecosistemas de aplicaciones y probablemente nunca lo vaya a hacer. No esperes ver aplicaciones de Google en Windows a corto plazo.

Pero si compras un teléfono para lo básico —mapas, mensajería y llamadas telefónicas— este teléfono te irá bien.

Continuum

Lumia 950, análisis: Microsoft tiene ideas brillantes, pero nunca las hace realidad

Una de las características más promocionadas de la versión móvil de Windows 10 es Continuum, una forma elegante de decir que puedes conectar tu teléfono a un monitor y usarlo como un ordenador de escritorio de baja potencia. Puedes usar Continuum sin cables —conectando un dispositivo inalámbrico de terceros al televisor— o con una caja de $99 fabricada por Microsoft que se llama Display Dock. A pesar del cableado, encuentro más práctica esta última opción.

La idea es que puedas “dejar tu portátil en el trabajo”, pero Microsoft no hace justicia a esa afirmación. ¿Funciona Continuum? Sí, técnicamente funciona, pero la experiencia es muy básica. El 950 no tiene la potencia de un ordenador de escritorio, ni siquiera se le acerca. Continuum es lento y lo empeora el hecho de que todavía no haya un ecosistema de aplicaciones universales. (Está el Solitario. Dios te bendiga, Solitario).

Esta primera versión de Continuum es un indicio de que tendremos un futuro maravilloso algún día, en el que nuestros teléfonos son el cerebro de todas las pantallas que utilizamos. Es una hermosa fantasía, pero aún no estamos ahí.

Cortana

Lo más sorprendente de Windows 10 es que la mayor parte del tiempo sientes que estás usando Windows Phone 8. Hay algunos toques aquí y allá que te recuerdan que no es Windows Phone 8 y tal vez la mejora más notable sea Cortana, el nuevo asistente de productividad de Windows. Siempre he sido escéptico de lo realmente útiles que son los asistentes, pero Cortana es funcionan y relativamente proactiva, justo como queremos que sea. Conoce el número de seguimiento de mis paquetes, por ejemplo. A veces Cortana me muestra información relevante, pero no no siento que no pueda vivir sin ella.

Cámara

Lumia 950, análisis: Microsoft tiene ideas brillantes, pero nunca las hace realidad

Cuando Nokia lanzó sus cámaras de smartphones con PureView, cambió lo que racionalmente esperamos de las fotos que hace un teléfono. Así que no es una sorpresa que el 950 haga muy buenas fotos. Son nítidas y normalmente captas la imagen que querías en el primer intento. En el caso de que quieras jugar con la configuración de la cámara, es completamente posible porque la app ofrece controles manuales.

Una función particularmente interesante es la que te permite “elegir la mejor iluminación” cuando haces fotos con flash. En estas fotos aparece un control que puedes deslizar para elegir la cantidad de luz que quieres añadir a la escena. Por ejemplo:

Lumia 950, análisis: Microsoft tiene ideas brillantes, pero nunca las hace realidad

La cámara también sufre de los puntos flacos que experimentas con el rendimiento general del teléfono. El botón físico de la cámara a un lado del teléfono no siempre funciona y, cuando lo hace, la aplicación tarda en cargar. En general, la app no es tan ágil como me gustaría. Es una pena porque por lo demás es una buena cámara.

Lumia 950, análisis: Microsoft tiene ideas brillantes, pero nunca las hace realidad

Nos gusta

Windows 10 es un sistema bien diseñado y atractivo. Te permite hacer casi todo lo que quieres hacer. Tiene una buena cámara.

No nos gusta

En mano da la sensación de ser barato. El rendimiento es pobre. No hay suficientes aplicaciones universales aún.

Lumia 950, análisis: Microsoft tiene ideas brillantes, pero nunca las hace realidad

¿Lo compro?

No, a menos que por alguna extraña razón necesites usar Windows en el móvil.

Aunque el 950 es un importante primer paso para que los desarrolladores se sientan atraídos por Windows, el teléfono no termina de cumplir esa promesa. Sencillamente no hay ningún motivo para elegir un smartphone con Windows cuando Google y Apple ofrecen opciones mucho mejores.

Cuando termine este análisis, voy a extraer la tarjeta SIM del Lumia 950 y la voy a introducir de nuevo en un Nexus 6P. Están pasando grandes cosas en Windows, pero las ideas más brillantes de esta plataforma todavía no encajan en tu mano.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir