En el caso de que te estabas preguntando cómo se protegerán las casas inteligentes de los ladrones, los expertos en tendencias del futuro que trabajan en Futurizon tienen una respuesta bastante amplia.

Su informe fue solicitado por la empresa estadounidense de seguridad ADT. En una encuesta, la empresa con sede en Florida llegó a la conclusión de que sólo 4 de cada 10 personas se sienten seguras dentro de sus casas, mientras que sólo 1 de cada 10 piensa que su casa corre un gran riesgo de ser asaltada por delincuentes.

El futurólogo Ian Pearson ha dicho que se crearán varias soluciones de alta tecnología en la próxima década, como por ejemplo cámaras de vídeo diminutas y escondidas en muros y otros lugares de la casa, pero también a lo largo de las calles de sitios residenciales.

Cámaras diminutas, alarmas y drones

Asimismo, las alarmas también podrían identificar a los intrusos, mientras que los drones podrían encargarse de vigilar los hogares desde arriba.

El propio experto anticipa la creación de “Vigilantes de barrio” formados exclusivamente por drones que grabarán las 24 horas del día todos los movimientos de los vecinos y personas con actividad sospechosa.

Todo esto supone la creación de nuevos sistemas de alarma inteligentes que serán instaladas dentro de las casas de todos los vecinos de una urbanización y podrán comunicarse mutuamente con el objetivo de recopilar detalles sobre los comportamientos de las personas extrañas.

Las alarmas antirrobo podrán emitir sonidos de baja frecuencia o luces estroboscópicas de alta intensidad para confundir a los intrusos.

“El sonido emitido podría lanzar advertencias personalizadas a los ladrones y a las autoridades responsables. Si los ladrones son delincuentes conocidos, las advertencias incluso podrían mencionar sus nombres”, señala el informe, citado por el Daily Mail.

Realidad virtual para proteger las casas

En el interior de las casas, los ladrones podrían ser detenidos con ayuda de la realidad virtual.

“Ametralladoras, rejas eléctricas, minas y láseres de gran potencia son cosas prohibidas en el mundo real, pero no en la realidad aumentada”, según Ian Pearson. Esta tecnología también podría usarse para proteger las habitaciones de los niños de un modo divertido.

Finalmente, podrán usarse “polímeros” inteligentes instalados en las rejas de las casas para activar alarmas al detectar la presión corporal de una persona que intenta saltarlas, o pistolas inteligentes de agua colocadas en los jardines que en lugar de agua lanzarían sustancias químicas difíciles de eliminar para que los delincuentes sean fácilmente reconocidos por la policía justo después de su intento de robo.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir