La modernización del mundo avanza a pasos agigantados, más allá de la creación de esa autopista de la  información que es el Internet. La tecnología se hace cada vez más compleja y sofisticada.

En la actualidad nos encontramos con una gran diversidad en dispositivos tecnológicos que ya forman parte del dominio público e inciden en la cotidianidad de las personas, cuando hace apenas diez años eran inventos anclados en la más fantasiosa ciencia ficción.

Muchos de estos inventos venidos de la tecnología más avanzada se hacen en escalas tan pequeñas que pasan desapercibidas al ojo humano, a esto le llamamos nanotecnología: la creación de un mundo casi invisible operado por minúsculos dispositivos es uno de los pilares más fascinantes de la tecnología moderna.

¿Qué es la nanotecnología?

El concepto puede llegar a ser algo complejo; sin embargo, hay ciertos acuerdos en la comunidad científica que orientan a entender la nanotecnología como un conjunto de técnicas del ámbito científico que son aplicados a una escala casi imperceptible.

Esto es, la intervención y manipulación de la materia y sus propiedades, con de aparatos y sistemas funcionales a un nivel de nanoescala, microscópicos.

La segunda revolución industrial

Los científicos hablan de las posibilidades tremendas que tiene la manipulación de la materia a un nivel tan minúsculo como lo es a nivel atómico o molecular en áreas como la medicina, la ingeniería o la industria.

Aparte, la manipulación a nivel molecular para crear nanomáquinas no solamente implica un bajo coste en los niveles de producción, también favorece en la creación de nuevos materiales que ofrecen mayor resistencia.

nanomaquinas

Por ejemplo, con la construcción molecular, algunos compuestos pueden ser más resistentes que el acero con un peso muchísimo menor.

Asimismo, la nanotecnología permitirá innovar en el mundo de la informática, creando aplicaciones muchos más rápidas que las conocidas en la actualidad haciendo que los ordenadores aumenten su capacidad de procesamiento.

Y aunque parezca una propuesta de una película futurista, la nanotecnología podría crear robots a esta escala que se adentren en el cuerpo humano en busca de células cancerígenas.

El optimismo que hay alrededor de los avances de la nanotecnología hace presagiar a parte importante de la comunidad científica actual que en los próximos años se verá el comienzo de una nueva revolución industrial.

Y es que apenas estamos viendo la punta del iceberg en lo que nanotecnología se refiere y las posibilidades para la civilización.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir