Hasta hace unos días, muchos habrían descrito las Google Glass como el fallido prototipo más famoso de Google. Ahora, el panorama parece volver a cambiar para las gafas inteligentes de la compañía.

Wired reporta que existe una nueva versión del producto, pero no esperen que podrán comprarlas y andar por la calle –haciendo el ridículo– con ellas.

Como informa el sitio, las nuevas Google Glass están diseñadas para entornos laborales como hospitales y fábricas, dejando de lado la idea de hacerlo un vestible para todo el público. El nombre de esta edición será Enterprise, con una pantalla más grande y un procesador más poderoso. Estéticamente seguirán siendo bastante parecidas al diseño original.

Según el Wall Street Journal, el dispositivo podrá adaptarse a otro tipo de gafas y estará disponible dentro de un par de meses. También agregan que el dispositivo podrá ser ajustado vertical y horizontalmente.

¿Qué sucede con la versión para los consumidores?  Sigue en el mismo limbo de desarrollo que ya conocemos. A inicios de este año Astro Teller, el hombre encargado de Google X, aceptó que cometieron errores con Google Glass, al alentar la atención de la prensa sobre un producto que estaba lejos de llegar a su etapa final.

Wired nos recuerda que en Estados Unidos la empresa Vuzix será el gran competidor para la entrada de Google Glass al ambiente de los vestibles para el trabajo.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir