Este lunes, el FBI abandonó el caso contra Apple después de haber accedido exitosamente a los datos del iPhone del terrorista de San Bernardino, Syed Farook, según registros del tribunal.

Este hecho pone fin a esta batalla legal que ya llevaba alargándose seis semanas y planteó un gran debate sobre la privacidad digital de los usuarios.

Los abogados del Departamento de Justicia dijeron en una nota el lunes que ya no necesitan la ayuda de Apple para superar las medidas de seguridad del dispositivo de Farook.

“El gobierno ha accedido ahora exitosamente a los datos almacenados en el iPhone de Farook y por ello ya no necesita asistencia por parte de Apple”.

En este momento, no sabemos si Apple tendrá acceso al método utilizado por el FBI para acceder al iPhone, aunque el portal The Guardian informa que la técnica está “clasificada”, por lo que es posible que ni siquiera Tim Cook consiga averiguar qué hicieron o qué vulnerabilidades aprovecharon dentro de iOS con el fin de hackearlo.

De todos modos, los abogados de Apple afirmaron que presionarían a la agencia para que revele la naturaleza de su táctica, aunque no está claro si tienen bases legales para conseguirlo. Si la táctica funciona sin borrar los datos del teléfono, es posible que el gobierno establezca reglas más firmes sobre las obligaciones de las compañías a la hora de ayudar en investigaciones que implican cifrados.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir