Facebook está probando una manera de convertirse en un centro comercial virtual.

La compañía ayudará a las empresas a transformar sus páginas en la red social en sitios de comercio electrónico.

Un minorista, por ejemplo, podrá enumerar y vender productos directamente a través de su página en Facebook. Las personas que visitan la página podrán navegar, comprar y pagar sin tener que salir de la aplicación móvil de Facebook o Facebook.com. (Esta historia fue reportada primero por BuzzFeed).

Esta idea es atractiva para las empresas que buscan cualquier manera posible de vender sus productos. Por otro lado, si más empresas comienzan a vender en Facebook, estarán a merced de sus algoritmos y probablemente tendrán que empezar a comprar anuncios para asegurar que que la gente vea sus productos.

Facebook también podría empezar a tomar una parte de las ventas en el futuro, lo cual posiblemente resultará en precios más altos para los clientes.

Lo más probable es que este experimento termine haciéndose realidad. Se ajusta perfectamente a las fortalezas de la compañía: la comunicación en línea y la publicidad.

Durante su conferencia F8 a principios de este año, el presidente ejecutivo, Mark Zuckerberg, anunció que los usuarios podrán chatear con los negocios, hacer rastreo de sus paquetes dentro de Messenger y transferir dinero entre amigos.

Ofrecer a las empresas una forma de vender sus productos uniría todos estos elementos. Más importante aún: el plan reforzaría el mensaje de Facebook de que los datos que posee sobre sus usuarios son mejores que los de cualquier otra otra empresa.

Esto es especialmente importante para los anuncios dirigidos. Si eres un anunciante que paga para mostrar a la gente un post desde el que se puede hacer una compra con un clic, verás un rendimiento inmediato y directo de tu inversión.

Google —el mayor competidor de Facebook— trabaja en su propia una estrategia de “compra ahora a través de nosotros”. Esta misma semana, la compañía de Palo Alto lanzó una función para que los negocios vendan productos a través de su sitio, de modo que cuando los usuarios hacen clic en un anuncio de compras de Google, van a la página en la que pueden pagar utilizando la información de pago guardada en sus cuentas de Google.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir