La campaña de Google para convencer al público de comprar, algún día, uno de sus carros autónomos, parece avanzar sobre ruedas.

Google, una subsidiaria de Alphabet, nombró al antiguo presidente ejecutivo de Hyundai, John Krafcik, como líder de su proyecto de carros autónomos que forma parte del laboratorio de investigación Google X. De acuerdo con varios reportes, incluyendo uno del diario The Guardian, Krafcik comenzaría en Google a finales de septiembre y el actual líder, Chris Urmson, será ahora su director técnico.

El nombramiento llega menos de una semana después de las declaraciones de Sarah Hunter, la líder de asuntos gubernamentales para Google X, ante un panel de la Comisión de Servicios Públicos de California acerca de que Google piensa fabricar sus propios carros autónomos desde cero para luego venderlos al mercado masivo. La movida de Google de elegir un veterano de la industria automotriz demuestra que la gigante de tecnología confía en que habrá demanda del público por adquirir un auto autónomo.

Actualmente, los carros autónomos de Google pueden conducirse por sí mismos en calles que han rastreado meticulosamente con sensores e incluido en sus mapas. Sin embargo, a la fecha, todos tienen un conductor que puede tomar control del carro de ser necesario. La disponibilidad de dicho conductor es un requisito bajo la ley automotriz de California.
Sin embargo, los carros autónomos no están exentos de accidentes. Según documentos obtenidos por The Guardian, a pesar de tener conductores, los carros autónomos de Google han sufrido 23 accidentes — pero por culpa de otros carros. Una compañía registrada como Google Auto LLC está en los documentos como la fabricante.

Los carros autónomos de Google han evolucionado en sus seis años, según explicó Hunter, de Google X, en el panel arriba mencionado. En un inicio Google cambiaba las entrañas de otros vehículos, sobre todo de Toyota Prius y Lexus, y les añadía cámaras y sensores. Luego de llegar a un nivel de semiautonomía, Google decidió hacerlos completamente autónomos. Y ahora Google está fabricando unas cápsulas para que su equipo aprenda a fabricar un vehículo completamente autónomo, explicó Hunter. Dicho prototipo no será el que venderá Google, añadió ella.

En la actualidad, los empleados de Google que prueban estos vehículos — en Mountain View, California y Austin, Texas — sólo tienen que entrar al carro, decirle a dónde quieren ir y el carro se pone en marcha. Hunter dice que éstos no tienen un pedal de aceleración o freno, pero sí tres botones: uno para poner el carro en marcha, otro para que vaya más lento y pare, y el último para que frene inmediatamente. El carro tampoco tiene un volante, pero para cumplir con las leyes de California tuvieron que añadírselo.

Con el nombramiento Krafcik, que antes de liderar Hyundai Motors por cinco años (2008 a 2013) trabajó 14 años para Ford, Google puede haber encontrado la persona que la acercará a su meta de masificar los autos autónomos.

Según Hunter, Google podría tener un carro autónomo en las carreteras mucho antes de lo que piensan muchos y añadió que Sergey Brin – uno de los fundadores de Google – los quiere ver en las calles para 2017.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir