Mitsubishi, al igual que Subaru, acudirá al próximo Salón de Tokio con un SUV conceptual que previsualizará sus próximos avances en lenguaje de diseño y sistemas de propulsión. El prototipo se ha bautizado como eX Concept y prefigura el aspecto que exhibirá su siguiente generación de vehículos todo terreno compactos. Es decir, reúne muchas papeletas para convertirse en el sucesor del ASX.

La estética parte de la del XR-PHEV II que se presentó en el pasado Salón de Ginebra, pero ha recibido algunos cambios desde entonces. Las filas de diodos superiores -que actúan como intermitentes y no faros, ya que estos se encuentran en los extremos del paragolpes, según Mitsubishi, para no deslumbrar a los peatones- y la parrilla son más pequeñas, el extremo inferior de la defensa frontal tiene una protección más elevada y se ha redefinido por completo el pilar C para que parezca que el techo “flota” sobre el resto de la carrocería.

Otra característica externa reside en la sustitución de los retrovisores por cámaras -sucede lo mismo con el interior-. Si el XR-PHEV II militaba por dimensiones en la categoría del Outlander, los4,24 metros de longitud que mide el eX Concept confirman que se aproxima más al escalón delASX.

Como el Subaru VIZIV Future Concept, este prototipo de Mitsubishi utiliza múltiples tecnologías que se ofrecerán en modelos de calle a medio y largo plazo. Una de ellas consiste en un conjunto propulsor compuesto por dos motores eléctricos de 95 caballos cada uno. La potencia máxima asciende a 190 caballos y se reparte entre ambos ejes según las condiciones del terreno que detecten las cámaras que reemplazan a los retrovisores. El conductor dispone, además, de tres modos de conducción: automático, grava y nieve.

Una batería de 45 kWh de capacidad, colocada en el suelo de la carrocería, proporciona energía a los motores. Los usuarios pueden usarla igualmente para hacer funcionar aparatos domésticosdurante “cuatro días” u otros portátiles que se lleven en excursiones recurriendo a su toma externa de 100 V y 1.500 W.

Un segundo aspecto innovador del eX estriba en sus funciones de conducción autónoma en las que Mitsubishi trabaja para trasladar al público del mismo modo que Subaru. El surtido anunciado por el fabricante tokiota no difiere casi del perteneciente a Fuji Heavy Industries. El eX Concept es capaz de desplazarse por sí mismo en retenciones, cambiar de carril si observa que está bloqueado y estacionar tras recibir la correspondiente orden del usuario a través de un móvil oreloj inteligentes. También permite decidir que el coche busque una plaza con punto de recargapara que cuando regrese la batería vuelva a tener el máximo nivel de energía.

Donde el eX Concept se distingue del VIZIV es en su parabrisas de realidad aumentada. La tecnología llamada a suceder al actual sistema de proyección de información -HUD, por sus siglas en inglés- no solo refleja una mayor cantidad de datos exigiendo menos esfuerzo visual, sino que además Mitsubishi señala que podrá predecir peligros potenciales en la vía. Esta habilidad se basará en la comunicación entre vehículos, peatones y las infraestructuras urbanas o lacarretera.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir