Lg es un fabricante coreano que se ha mantenido tímidamente en el panorama móvil con una propuesta de dispositivos diferentes a los demás. No tiene las grandes ventas de otras compañías, pero eso no ha hecho que deje de destacarse.

Después del lanzamiento del LG G2, la compañía llamó mucho la atención por detalles de diseño como los botones traseros y por ende la reducción de los biseles a lado y lado de la pantalla, que permiten tener un mayor tamaño de pantalla en un cuerpo más contenido.

El LG G3 continuó con ese legado, pero más allá de la pantalla QHD y las especificaciones de última generación, el equipo se vio opacado por propuestas más llamativas de otros fabricantes. Sin embargo, este año llegó la cuarta iteración de la gama alta de LG, el LG G4, con el que la compañía va más allá en uno de los temas más importantes hoy en día para la industria móvil: la fotografía digital. A continuación, los invitamos a conocer un poco más de cerca qué nos ofrece el LG G4 a los consumidores.

Un diseño heredado del LG G Flex 2

El diseño del LG G4 tiene la firma de la compañía surcoreana. Un diseño rectangular, sin botones a la vista. En la parte frontal solo vemos el logo del fabricante en la zona inferior. Esta vez, LG quiso seguir yendo en contra de los cánones de materiales de los equipos de gama alta de 2015 y de nuevo nos presentó un equipo de plástico, con bordes brillantes y tapa trasera con diferentes acabados.

El LG G4 es un teléfono curvo.

El LG G4 es un teléfono curvo.

Sin embargo, lo anterior no quiere decir que el equipo se vea ‘barato’ o no digno de la gama alta por sus materiales de construcción. La verdad, varios de los equipos que más me han gustado no han sido metálicos, aunque es verdad que hay un grupo de personas quienes admiran muchísimo el tacto frío que da el metal en la mano.

Hablando de materiales, LG le apostó al cuero vegetal en la parte posterior en dos de sus versiones: una de color negro y la otra café claro. El equipo también tiene una versión con una tapa trasera, similar a la del LG G3, pero con otro patrón. El problema con el uso del cuero en la parte trasera del dispositivo es la resistencia de este material en el tiempo, pues con el uso podría comenzar a pelarse y perdería toda la ‘elegancia’ que LG quiere poner en él. Por otro lado, si bien no tan pronunciada, el LG G4 heredó en cierta medida la curva del LG G Flex 2, y por lo tanto las partes trasera y delantera (incluyendo la pantalla) tienen esa forma, que le proporcionan un agarre excelente.

Los botones de bloqueo/desbloqueo y volumen se encuentran ubicados en la parte posterior del equipo, lo cual es algo que hemos visto desde el LG G2. Para los que nunca han usado un equipo con botones en la parte trasera, es muy extraño al comienzo, pues el reflejo de desbloqueo con el pulgar en el costado derecho prevalecerá los primeros días. Sin embargo, una vez te acostumbras, te darás cuenta de que la comodidad que proporciona que los botones se siente mucho en un equipo de esas dimensiones. Igualmente, el equipo se ‘despierta’ la mayoría de las veces con un doble toque en la pantalla, algo que tienen otros fabricantes de Android, mas no todos.

El LG G4 es uno de los pocos equipos de gama alta que todavía tienen tapa trasera que se pueda retirar. Esto, más allá del tema de personalización, permite al usuario cambiar la microSIM, la microSD y la batería de manera muy sencilla, sin necesidad de ayudarse de otros elementos. Por otro lado, la parte trasera también alberga un altavoz, que suena fuerte, pero podría estar mejor ubicado en otro lugar del dispositivo, tal vez de frente al usuario.

Las especificaciones ‘casi’ de punta del LG G4

La pantalla QHD que descarga la batería.

La pantalla QHD que descarga la batería.

La pantalla es uno de los puntos fuertes del LG G4. En primer lugar, gracias a su resolución QHD (2.560 por 1.440 píxeles) la mayoría de contenidos se ven muy bien; da gusto observarlos. Además, tiene un excelente ángulo de visión sin que se deforme la imagen o los colores. La pantalla es IPS y, aunque brilla menos que una AMOLED, tiene suficiente luminosidad como para verse bien en cualquier situación, en especial en ambientes soleados.

Sin embargo, la resolución y tecnología de pantalla juegan en contra de la batería del dispositivo. En este aspecto, LG habría podido poner un poco más de empeño en la capacidad de la pila, pues con una batería de 3.000 mAh y un uso normal de redes sociales, fotos, correos y chats, nunca llegué a la noche con carga. Si hablamos de las sesiones de juegos, la batería se descarga mucho más rápido. Con la popularización de nuevos servicios de comunicación como Periscope y Snapchat, los fabricantes deben buscar cómo contrarrestar el alto consumo de estas apps, que demandan datos y pantalla encendida.

LA BATERÍA ES EL PUNTO MÁS DÉBIL DEL LG G4

En cuanto a otras especificaciones, LG tuvo que prescindir del procesador Snapdragon 810 y usar una pieza menos ‘potente’ como es el Snapdragon 808. El equipo funciona correctamente en la mayoría de las veces y solo algunas veces se nota un lag muy pequeño al abrir aplicaciones muy demandantes. Fue una buena elección: el  LG G4 no se recalienta más de lo normal, y si lo hace, vuelve a una temperatura normal muy rápidamente.

Sus 3 GB de RAM permiten ejecutar cualquier tarea en el dispositivo y usar la opción de ventana doble que trae la capa de personalización de LG. Lástima que esta opción esté limitada a una cuantas aplicaciones, como las de Google (Chrome, YouTube, Maps, Hangouts, Gmail, Drive, Documentos, Sheets y Presentaciones) y las propias del equipo, como el navegador, los mensajes, la aplicación nativa de correo electrónico y la galería. Sería una buena idea que LG encontrara una forma de implementar la pantalla partida en apps de terceros.

Esto también ocurre con QSlide, que ofrece una opción muy útil de uso de aplicaciones como ‘pop ups’ en la pantalla pero está limitada a algunas aplicaciones propias de LG, como el reproductor de video, el navegador, el calendario de LG, la aplicación de correo electrónico, el explorador de archivos, la calculadora y la libreta de contactos y el marcador de teléfono.

La cámara con la que LG dio en el punto

La mejor cámara para tomar imágenes en condiciones de baja luminosidad.

La mejor cámara para tomar imágenes en condiciones de baja luminosidad.

Mi compañero Sergio Fabara tuvo la oportunidad de comparar la cámara del LG G4 con las del Galaxy S6 y el iPhone 6 Plus, y (spoiler alert) quedó enamorado de la cámara este equipo, en especial por la interfaz del modo manual, que permite al usuario un control total de los ajustes a la hora de tomar fotos. Además, la fotografía en bajas condiciones de luz, una de las excusas de marketing que más hemos visto en los últimos lanzamientos, es definitivamente el fuerte del LG G4, gracias a la combinación apertura, sensor, algoritmo de procesado y estabilizador óptico de imagen.

Por otro lado, también hay que mirar cómo funciona la cámara del LG G4 de cara al usuario normal, que no conoce todos los aspectos técnicos a la hora de tomar fotografías. El LG G4 tiene un modo de cámara simple que trabaja con los ajustes que tenga la cámara en el modo básico. Es decir, si se quiere poner o quitar el flash se debe ir al modo básico para hacer los cambios. Por esta razón, técnicamente es mejor prescindir de él.

Por el contrario, el ‘modo básico’ de cámara es perfecto para casi cualquier situación, pues permite realizar los ajustes más sencillos para las fotografías. Por último, el modo manual de la cámara tiene elementos muy interesantes, como el enfoque manual, que no había visto en ningún equipo.

EL MODO BÁSICO DE LA CÁMARA DEL LG G4 SERÁ MUY ÚTIL PARA LA MAYORÍA DE LOS USUARIOS

Cosas adicionales como el enfoque láser, que prometen un enfoque más rápido que el de otros equipos, pareciera funcionar casi igual que los smartphones de otros fabricantes a la hora de enfocar automáticamente, incluso algunas veces noté que se demoraba un poco más de lo que uno esperaría. La cámara frontal, con sus 8 megapíxeles, toma muy buenas imágenes, por lo que los fanáticos las selfies encontrarán satisfechas muchas de sus demandas, incluyendo el horrendo modo de belleza que suaviza las ‘imperfecciones de la piel’.

En cuanto a la grabación de video, el LG G4 tiene una impresionante estabilización, y permite grabar en resolución 4K, Full HD y HD, así como en cámara lenta a 120 cuadros por segundo.

Android 5.1 Lollipop ‘à la’ LG’

En cuanto al software, aunque el LG G4 tiene Android 5.1 Lollipop, se nota la mano de LG que insiste en cambiar la experiencia de uso de Android de stock, con opciones algunas veces no muy intuitivas o redundantes. Por ejemplo, la compañía insiste en usar un navegador propio que compite contra Chrome, una aplicación de correo que compite contra Gmail y un smart bulleting que compite contra Google Now. De hecho, Now no se puede activar en nuestro país de forma sencilla y es necesario acudir a foros, poner otros idiomas y reiniciar para que quede activado. Eso no ocurre con equipos de otras marcas, como Motorola, por ejemplo.

Por otro lado, hay elementos positivos en la capa de personalización del LG G4, como la posibilidad de cambiar de tamaño el teclado, la barra de ajustes rápidos encima de las notificaciones, la opción de cerrar todas las aplicaciones al tiempo y la interfaz de la cámara.

La vocación de un smartphone es la comunicación

Las llamadas en el LG G4 que probamos en ENTER.CO no tenían la mayor calidad. En los últimos años hemos ido acostumbrándonos a una excelente calidad de audio en las llamadas celulares, pero el equipo de LG no lo da todo en este aspecto. Adicionalmente, la versión de prueba que usamos no contaba con las opciones de seleccionar el tipo de red (2G, 3G o 4G) y en algunos lugares con poca señal 4G el equipo prefería seguir usando esta red a cambiarse a 3G, que en determinado lugar funcionaba mejor.

Es muy probable que la falta de estos menús se deba a la configuración del equipo y el operador, pues a través de una búsqueda en internet se puede ver que otras versiones del equipo vienen con estos ajustes. Además, en caso de que no existan, siempre habrá soluciones de terceros.

En últimas, ¿compro o no el LG G4?

¿Cuál es el mejor gama alta de 2015?

¿Cuál es el mejor gama alta de 2015?

LG hizo un gran trabajo con el LG G4 en el aspecto fotográfico, y si para ti eso es lo más importante de tener un smartphone, este equipo es el indicado. La versatilidad a la hora de tomar fotos en bajas condiciones de luz de la cámara trasera, junto con la cámara frontal, ponen a este equipo en lo más alto del podio de la fotografía móvil.

Sin embargo, otros aspectos como su tamaño o diseño pueden pesar negativamente. Otros equipos de la competencia tienen tamaños un poco más manejables, aunque en este punto sabrás que la tendencia siempre ha sido al crecimiento de los equipos año a año. La gran verdad es que todos los equipos de gama alta ofrecen una experiencia de usuario muy satisfactoria, pero algunos ofrecen protección contra polvo y agua (Xperia Z3 o Galaxy S6 Active) o diseños en metal (HTC One M9, Huawei P8, iPhone 6 o Galaxy S6, por ejemplo). El LG G4 no tiene nada de esto

Los usuarios de LG G3, en este caso, tal vez se vean tentados a hacer el cambio por la cámara, pues en los demás aspectos los dos equipos se parecen bastante, y fotografía aparte, la experiencia que entregan puede ser similar.

Por último, el punto más en contra que tiene el LG G4 es la duración de su batería, pues otros equipos con tamaños similares ofrecen mayor tiempo de uso, ya sea través de baterías de mayor capacidad u otras mejoras en el hardware o software. Además, la calidad de la voz a la hora de hablar con el LG G4 podría ser mejor. Pero esto no supone un problema mayor.

 

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir