La quinta fiesta de cumpleaños de Instagram tenía una lista de invitados que se extendía a 400 millones. Esa es la cantidad de usuarios activos que tiene la aplicación para compartir fotografías ahora, y casi la mitad de ellos son menores de 25 años. En el triunvirato de las redes sociales (junto a Facebook y Twitter), definitivamente es la más ‘cool’.

Gran parte del atractivo de la plataforma radica en su simplicidad; por lo tanto, los desarrolladores han cambiado muy poco desde sus inicios. Pero con la introducción de publicaciones patrocinadas, parece como si Instagram estuviera en un tipo de encrucijada. ¿Perderá su espíritu idiosincrásico creativo o simplemente pasará al siguiente nivel con toda una serie de nuevas características?

Solo el tiempo lo dirá, pero hablemos en serio un momento, olvidémonos de lo divertido de los filtros y de la realidad construida imposible de conseguir, y examinemos cómo Instagram verdaderamente está cambiando el mundo.

Moda

Las mejores cuentas de Instagram son aspiracionales, pero también cuentan una historia. El mundo de la moda está empezando a implementar esto.

Los diseñadores y las marcas responden a un deseo por la narración de historias, al invitar a sus seguidores de Instagram a entrar a un mundo que anteriormente permanecía cerrado. La iluminación de los espectáculos y el diseño del set ahora se planifica con Instagram en mente, y este es el lugar donde las tendencias se convierten en realidad y se forman las carreras de las modelos. Olivier Roustaing recientemente dio un adelanto de la colección SS16 de Balmain lista para usarse en su cuenta… muchos de sus 1,3 millones de seguidores quizá no puedan pagar la ropa o el estilo de vida (todavía), pero pueden ser parte de la conversación.

“Está democratizando la moda”, dice Eva Chen, la ex editora en jefe de Lucky Magazine y quien ahora es la directora de sociedades de moda de Instagram. “Ahora existe una mayor conexión con el cliente. Instagram permite que las marcas tengan una voz y le hablen a sus audiencias más específicamente. Los diseñadores no solo piensan en las personas en sus espectáculos. Creo que esto humaniza a los diseñadores”.

Arte

Un vídeo publicado por Rafaël Rozendaal (@newrafael) el

Ahora, el arte y la moda están gloriosamente entrelazados, e Instagram está ayudando a abrir esta última a una audiencia más amplia. Brett Gorvy, director internacional de arte contemporáneo y de la posguerra en Christie’s es fan de Instagram y piensa que el sitio “está ayudando a cambiar la forma en la que las personas perciben a los artistas”.

El artista de Internet Rafaël Rozendaal, quien utiliza Instagram para dar un adelanto de obras de arte para los sitios web de sus proyectos está de acuerdo: “Lo uso como un estudio abierto para mostrar el proceso de mi trabajo y mi vida, que también es trabajo. Abre el proceso artístico a una audiencia más amplia; desmitifica la vida de los artistas. Al mismo tiempo, crea mitos. Instagram es un órgano adicional, una extensión del cuerpo. Sin embargo, me gustaría que los ‘me gusta’ y los comentarios no estuvieran ahí. Solo imágenes, sin jerarquía”.

Viajes

Instagram está ampliando nuestros horizontes a medida que buscamos ubicaciones más fotogénicas, mientras las marcas de viajes están encargando populares fotógrafos de Instagram como parte de su enfoque de mercadeo.

Can’t skip Moraine Lake while in Alberta. @travelalberta #travelalberta

Una foto publicada por eelco roos (@croyable) el

Eelco Roos, quien ha tomado fotografías para Travel Alberta, al igual que para marcas como Samsung y Ducati, renunció a su trabajo como consultor de tecnología de la información para IBM y ahora es uno de los fotógrafos más populares en Instagram. “Para las marcas de viajes, Instagram es más medible que los medios tradicionales en términos de conocer qué es lo que piensa una audiencia. Yo no he experimentado ninguna hostilidad por parte de los fotógrafos ‘tradicionales’, pero a veces sí tengo que defender formas de fotografía distintas a las tradicionales”. Instagram también está abriendo los ojos de los occidentales a lugares más inaccesibles, Irán, por ejemplo, donde Facebook y Twitter están prohibidos, y donde cuentas como @everydayafrica desafían las ideas preconcebidas. Taylor Pemberton, un diseñador y director creativo, salió de su hogar en Nueva York anteriormente este año para dedicarse a un estilo de vida nómada como fotógrafo. A la larga llegó a Corea del Norte: “Tenía esta esperanza de que aunque la experiencia del turismo está sancionada, mi cámara podía ver más allá de la fachada y sacar a luz los matices diarios que existen en la vida humana. Creo que una plataforma como Instagram le está dando a las personas un vistazo a otros mundos, culturas y temas. Al igual que otras formas de medios de comunicación, algunas cuentas de Instagram crean más educación que polémica, más convicción que humor”.

Una foto publicada por Taylor Pemberton (@pemberton) el

Comida

Osteria Francescana: tridimensional camouflage in red: chocolate and all different cherries and berries in textures So @mariobatali??

Una foto publicada por Massimo Bottura (@massimobottura) el

También nos está haciendo más aventureros con lo que comemos… sin Instagram, no habría pornografía de alimentos. Como ocurre con la moda, es aquí donde las tendencias se convierten en realidad, y donde los escritores sobre alimentos como Hemsley y Hemsley, cuyos platillos súper naturales, con sus paletas de colores ricas y a menudo atrevidas parecen casi personalizadas para el formato, cuentan con grandes cantidades de seguidores. Sin embargo, comer afuera (o en casa) se ha convertido en un evento que tanto se documenta que muchas personas pasan más tiempo tratando de lograr la toma perfecta que disfrutando la comida. “A veces me pregunto si los invitados están presentes en la mesa cuando se obsesionan por fotografiar todo lo que comen”, dice Massino Bottura, chef y gerente de Osteria Francescana, el cual fue elegido como el segundo mejor restaurante del mundo. “Una vez un cliente me sugirió que cambiara el color de los platos de blanco a negro, porque dijo que las fotografías se verían mejor”.

Fama

Instagram tiene el poder de dar fama rápidamente y sin duda hay personalidades que parecen existir únicamente en el mundo de Instagram… volvemos a esa realidad construida imposible de conseguir. Sin embargo, también es posible que relativos desconocidos obtengan un reconocimiento mundial repentino por la calidad de su trabajo. La increíble fotografía de una pareja de recién casados de pie con el fondo de Sydney Harbor bajo un cielo tempestuoso recientemente se hizo viral. “La atención ha sido positiva. Creo que independientemente de la era, cualquier forma de arte impactante o atractiva siempre encontrará una audiencia”, dice.

El problema del ‘bullying’ y los ‘trolls’ abunda en las redes sociales, por supuesto, pero los usuarios de alto perfil, como la supermodelo Gigi Hadid pueden generar un debate significativo al hacer énfasis en sus propias experiencias. “Creo que Instagram les ha dado a las celebridades más control sobre cómo ven sus propias vidas”, dice el fotógrafo Greg Williams, quien captura momentos honestos para su proyecto #artofbehindthescenes (arte detrás de escenas).

In the midst of Hollywood glitz, British photographer Greg Williams (@gregwilliamsphotography) captures intimate moments with celebrities. His series #artofbehindthescenes includes Charlize Theron losing Sean Penn on the red carpet and the stars of the upcoming American adventure film “Everest” riding an unexpected wave en route to this year’s Venice Film Festival. “What I call ‘happy accidents’ often give the pictures that extra flair,” the 43-year-old says. “I’d gotten the three guys to come to the back of the boat for a picture, and as I was shooting, a huge boat went by and caused a massive wave. It was like we were gonna go over! It just created this wonderful drama and energy.” And yet, the near-capsized boat pales in comparison to the risks Greg took on his first assignment as a photographer: at 19, he had to be smuggled into Myanmar to take pictures of guerrillas fighting in the country’s civil war. “I have that sensitivity to genuine human emotion,” he says. “My empathy is probably a bigger asset than my eye.” Photo by @gregwilliamsphotography

Una foto publicada por Instagram (@instagram) el

Activismo

Las redes sociales son por naturaleza una herramienta perfecta para hacer campaña, y los miembros de la juvenil demográfica de Instagram son más activos que la mayoría, ya sea en temas más amplios en la sociedad (#iftheygunnedmedown) o en las reglas que rigen las redes sociales en sí (#freethenipple). El fotoperiodista y activista que reside en Brooklyn, Ruddy Roye, siente que Instagram le ha permitido pasar por alto a los guardianes de los medios y lograr que se escuche su voz: “Hasta que empecé a usarlo estaba a merced de los editores. Antes, dependíamos de las revistas, la televisión y el Internet a un menor grado para que nos dieran una ventana a mundos lejanos, y esto ya no es así. Principalmente lo uso para hacer énfasis en los males de mi comunidad”, dice.

 

 

 

 

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir