Audi ha anunciado que presentará el prototipo quattro e-tron concept en septiembre en el Salón del Automóvil de Frankfurt. Representa un adelanto del primer automóvil eléctrico que el fabricante producirá en serie. Tal y como se confirmó en una junta de accionistas en mayo, su lanzamiento al mercado está previsto para comienzos de 2018.

El modelo, al que ya se conoce como la respuesta de Audi al Tesla Model X, lo describió por primera vez el responsable de I+D Ulrich Hackenberg en marzo durante el Salón de Ginebra. Según Audi, sus dimensiones lo situarán entre el Q5 y el Q7, diferenciándose de estos por un estilo más atlético y atrevido.

El diseño se inspirará en el de la línea de prototipos Prologue y se desmarcará del de otros SUV resaltando así la independencia estética de los modelos eléctricos que saldrán a medio y largo plazo. Sus trazos seguirán las pautas Aerosthetics con las que se optimizan la aerodinámica y la autonomía del vehículo.

Distintas piezas móviles de la carrocería, como alerones deslizantes, y el carenado de los bajos permitirán ofrecer un coeficiente Cx de 0,25, un dato inédito en el segmento, y la posibilidad de recorrer más de 500 kilómetros con una sola carga de la batería. Este componente, constituido por iones de litio, se adhiere al vehículo entre ambos ejes y por debajo del habitáculo.

De este modo se obtiene el centro de gravedad más bajo posible otorgando una condución más estable. Su energía nutre a los tres motores eléctricos -uno delante y dos detrás- que impulsan al coche. Audi no ha ofrecido datos de potencia ni prestaciones.

En el interior del quattro e-tron concept, Audi recurrirá a pantallas iluminadas con tecnología OLEDy control háptico para proyectar prácticamente toda la información y todos los menús. Ladistribución minimalista del prototipo cambiará en la versión de producción, si bien la casa de Ingolstadt trasladará algunas soluciones tecnológicas.

El quattro e-tron concept se monta sobre la plataforma modular longitudinal -MLB, por sus siglas en alemán- que ya utiliza el Q7 y que compartirá con el futuro Q8, una variante igualmente con aires deportivos del SUV más grande de Audi.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir