Si piensas en la moto tipo scooter más icónica del mundo, o en el vehículo más emblemático de dos ruedas, probablemente te venga a la mente una Vespa italiana.

Creadas por la compañía Piaggio, definieron el concepto de transporte económico y elegante, desde su lanzamiento en 1946, un valor que todavía sigue vivo.

No sorprende, por lo tanto, que el próximo ícono en materia de autos de dos ruedas venga también de Italia.

Se llama Scooter Elettrico Me y tiene mucho en común con su antepasada de 70 años de edad. Y no sólamente en cuanto al elegante diseño italiano.

VespaLas Vespas revolucionaron el mercado de las motocicletas en 1946.

La primera semejanza entre la Elettrico Me y la Vespa es el carácter innovador de su proceso de construcción.

Piaggo fue fabricante de aeronaves (aunque vio perjudicado su negocio por los bombardeos de los aliados) y utilizó sus conocimientos sobre la ligereza y solidez de las construcciones de aluminio para romper con el molde de la “bicicleta motorizada” que se aplicaba hasta entonces.

Sin ruido ni contaminantes

La Me usa una especie de molde para su chásis, que es robusto y ligero a la vez.

Esa estructura está fabricada a base de láminas compuestas moldeadas (SMC, por sus siglas en inglés), que son las fibras de vidrio del futuro, conocidas por su durabilidad y versatilidad: se han utilizado en múltiples soportes, desde asientos en estadios hasta cabinas de duchas.

Este material revolucionario permite que el modelo sea diferente al de scootersanteriores y no tenga que incluir la barra horizontal que tienen otras motocicletas, lo cual es bastante conveniente.

ME Group

El conductor también puede conducir la rueda trasera directamente, en lugar de utilizar una cadena, lo cual simplifica el diseño y la manutención del vehículo.

El motor de la Me es un motor eléctrico de 1,5 kilovatios, y que no despide el olor ni produce el ruido de la Vespa. Ni contiene ninguno de sus contaminantes.

scooter
Vespa

Una batería de Li-ion (iones de litio) proporciona energía a la Me durante 80 kilómetros, y algunos más en modo de recuperación.

Un panel LED retrofuturista muestra cuántos kilómetros quedan.

Entre un uso y otro, esta motocileta ecológica puede ser conectada directamente a una toma de 220 vatios, o la batería (que pesa unos 30 kilos) puede sacarse y cargarse en cualquier otra parte.

La Me, al igual que la Vespa, pide a gritos ser personalizada, por eso la compañía que está detrás de su fabricación, Me Group, también produce revestimientos reemplazables, que serán lo suficientemente baratos para poder ser intercambiados, según los caprichos de la moda.

Otra cosa que los italianos, por cierto, siempre han sabido hacer bien.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir