Sería un punto de inflexión y una apuesta por la tecnología inalámbrica. En su filosofía por renunciar de puertos y clavijas, Apple podría renunciar en el próximo iPhone, que podría tomar el nombre de iPhone 7 siguiendo anteriores lanzamientos, del conector jack, utilizado para conectar los auriculares.

Según desvela el medio especializado «Mac Otakara», la firma de Cupertino trabaja en un diseño para su futuro teléfono móvil inteligente que no contendrála clavija de 3.5 milímetros. Para ello, reforzará la conectividad inalámbrica Bluetooth para poder utilizar auriculares que soportan esta tecnología sin cables.

Precisamente, para apostar por esta tecnología Apple lanzará, a su vez, un sistema de auriculares que se conectarán al conector Lightning, el puerto donde actualmente se conecta el cargador, aunque para evitar que otros sistemas de audio quedaran obsoletos la compañía presentaría también un adaptador de jack 3.5 a Lightning.

Aunque hace escasamente dos meses que se lanzó el iPhone 6S, los rumores ya comienzan a tomar posiciones para adelantar algunas de las posibles características que se incluirán en la próxima generación de su dispositivo estrella. Para poder efectiva esta propuesta, el objetivo será reducir 1 milímetro respecto al modelo actual, pasado de los 7.1 milímetros actuales a unos ligeros 6.1 milímetros.

En cualquier caso, esta decisión supondría un cambio de paradigma en el sector de la tecnología de consumo y generaría, por tanto de una nueva controversia entre los consumidores, tal y como sucedió cuando renunció al conector de 30 pines en el iPhone 5.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir