El iPhone 6s hace de todo, incluso cosas que ni en Apple se esperaban. Esa es precisamente la situación vivida tras el polémico lanzamiento de Gravity, una aplicación que convierte el último smartphone de la manzana mordida en una báscula real.

Todo gracias al nuevo sensor 3D Touch, con el que el iPhone detecta la presión que ejerce nuestro dedo sobre la pantalla. Un desarrollador, Ryan McLeod, utilizó esta función para que el sensor midiera la presión que ejercen los objetos sobre la pantalla y convirtiera esta medida en su peso. Así nació Gravity, la báscula del iPhone.

No obstante, no esperes encontrar esta app en iTunes, ya que Apple no ha permitido su publicación. Gravity no tiene fines de entretenimiento como otras supuestas básculas que hay en la tienda de aplicaciones de Apple, sino que pretende ser una báscula seria con la que pesar objetos de hasta 385 gramos sobre una cuchara.

Quizás por eso mismo, temiendo que alguien no respete este límite y rompa su iPhone al pesar un objeto de mayor calado, Apple no ha permitido la publicación de la app en la AppStore.

Así, mientras la compañía parece huir de un nuevo escándalo sobre dispositivos que se doblan o, en este caso, terminan machacados, desarrolladores como McLeod buscan nuevas funciones con las que sacarle partido a las herramientas del nuevo iPhone.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir