Acelera de 0 a 100 kph en 2,9 segundos y de 0 a 200 en 7,9 segundos, alcanzando una velocidad tope de 330 kph.
Su producción fue anunciada durante el pasado Salón de Ginebra, en donde debutó, y, a la fecha, las 500 unidades hechas en total ya están vendidas.

El nombre del 675 LT deriva del número de caballos anglosajones que entrega su motor, que traducidos a la potencia convencional serían 666 hp, y de la abreviatura de ‘Long Tail’ o cola larga, pues su parte trasera se extendió notoriamente con relación a la del McLaren 650S, modelo del cual deriva.

Sin embargo, en esta ocasión, más largo no significa más peso, pues a pesar de que el 675 LT tiene 2.8 centímetros más de longitud que el 650S, es más liviano en 100 kilogramos, lo que resulta muy favorable para que su motor 3.8 Biturbo de 8 cilindros en V lleve al bólido británico hasta los 100 kph en apenas 2,9 segundos y hasta los 200, en 7,9.

El 675 LT se mantuvo fiel al espíritu de su icónico predecesor, ofreciendo una mejor aerodinámica, optimizada drásticamente, hasta conseguir un 40 por ciento más de carga aerodinámica que la del 650S.

McLaren 675 LT
MCLAREN 675 LT

Y es que el objetivo principal de esta nueva creación de McLaren es claro y consiste en entregar un rendimiento y un entusiasmo máximos. Por ello, los ingenieros de loa marca trabajaron arduamente y, mediante el uso de fibra de carbono en gran medida y otros componentes ligeros, lograron tan significante rebaja de 100 kilos en su peso total, que quedó en los 1.230 kg.

McLaren 675 LT

En la nueva carrocería de fibra de carbono se adicionó un divisor frontal de nuevo diseño y una también novedosa cubierta trasera. Estos cambios estéticos influyeron bastante en el aumento significativo de los niveles de carga aerodinámica de los que hablamos un par de párrafos antes.

Para perfeccionar el manejo, se incluyó una configuración de suspensión optimizada, que ahora es más rígida y ligera e incluye brazos transversales derivados de los instalados en el McLaren P1.

En la cabina, de diseño minimalista y deportivo, el conductor es el centro de todo, pues está ubicado ergonómicamente en su asiento tipo cubo al alcance de todos los controles, ofreciendo distracciones muy mínimas.
DATO
El precio que pagó cada uno de los nuevos propietarios de los 500 nuevos McLaren fue de £ 259.500, es decir, cerca de 406.000 dólares.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir