educación tecnológica

Tiempo atrás, la palabra analfabetismo designaba una única cosa, a saber, la no comprensión del conjunto de signos que ordenan el alfabeto de una lengua como sistema y la incapacidad para hacer uso de esos signos como medio de comunicación escrita. Sin embargo, la era del texto tradicional ha dado paso a esta era digital que exige de las personas, así como otrora se les exigía saber leer y escribir; saber dominar y aplicar diferentes herramientas básicas de la informática, por decir un ejemplo.

Es así, que cuando un grupo de personas no saben, por una variedad de causas, manejar no solamente las partes periféricas de los ordenadores sino también sus softwares elementales, se dirá que es un “analfabeta tecnológico”. Por ello, no es de extrañarnos que desde tempranas edades los niños estén siendo educados en función del uso correcto de las nuevas tecnologías, concretamente de los ordenadores, para ir incentivando sus habilidades y gustos por este campo e incluso por profesiones afines.

De ahí que hace rato ya, exista un nicho en el mercado de bienes y consumos de tecnologías para niños orientados a cultivar la cibercultura en la que están creciendo a través de dispositivos lúdicos de diversas naturalezas.

Kits tecnológicos para los más pequeños de la casa

Este mercado relativamente nuevo destinado a los más chicos incluye una gama de ofertas en tecnología, de las cuales enumeraremos algunas:

KitROBOT: Es una empresa que ofrece robots diferentes, en forma de insectos cuyas extremidades pueden ser manejadas a distancia; cultivando el gusto por la robótica en los más pequeños. También incluyen un software que permite la modificación en el funcionamiento de estos artefactos.

Robot Group-Plobot: Esta firma da la opción de dar robots a pedidos, con los que se puede armar prototipos sencillos, y está pensado para aulas de clases de modo que los niños se animen a armar grupalmente robots. Además, en el caso de Plobot, viene con tarjetas o chip desde los cuales el niño puede dar órdenes al robot.

Kano: este es un kit que permite crear computadoras, que se arman con las piezas que trae: doodle wifi, teclado, conector de Tv, entre otras.

Bitsbox: hará de su niño un programador precoz puesto que permite creaciones de apps divertidas que luego pueden compartirse con otros dispositivos.

MIT Apps inventor: contiene una serie de códigos que los niños podrán manipular para crear diversas aplicaciones.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir