Si pudiera viajar en una máquina del tiempo y regresar al 2010 y apostarlo todo por Netflix sería una decisión muy inteligente.

En ese entonces Netflix era una compañía basada en DVD que ya había disfrutado de una explosión en el precio de sus acciones. No se sabía con certeza si a los consumidores les gustaría su nuevo servicio de streaming. Tampoco era un hecho que Netflix pudiera lidiar con el rápido aumento de los costos para asegurar los derechos de programas de televisión y películas que los consumidores realmente quieren ver.

Cinco años más tarde, Netflix es un gigante del entretenimiento que ha transformado el panorama de los medios y los hábitos televisivos de millones de personas. Gracias, en parte, al poderoso contenido original como House of Cards y Orange is the New Black, esta semana Netflix reveló que añadió 3,3 millones de suscriptores durante el segundo trimestre, para un impresionante total de 65,5 millones.

Debido a esa trayectoria de rápido crecimiento, el precio de sus acciones se sigue disparando… y es por ello que tuvo que dividir sus acciones en siete ocasiones. Netflix aumentó rápidamente un 15% el jueves, alcanzando un nuevo máximo histórico. Las acciones de la compañía se han disparado en un 574% durante los últimos cinco años, convirtiéndose en una de las compañías que mejor se desempeñaron en el S&P; 500 durante ese período.

El desempeño de las acciones de Netflix ha superado a una gama de inversiones diferentes durante los últimos cinco años.

Si invertiste 10.000 dólares en Netflix en julio del 2010 y no vendiste tus acciones, ahora tendrías 60.000 dólares en tu cuenta. Incluso, Raymond Tusk, el multimillonario de House of Cards estaría impresionado por ese retorno de inversión.

“Netflix continúa avanzando de forma constante —si no es acelerada— para convertirse en el más poderoso distribuidor a nivel mundial de contenido multimedia”, según el analista de Nomura Securities, Anthony DiClemente, escribió en un informe de investigación el jueves.

Netflix supera a los medios tradicionales de Apple: Netflix está superando otras apuestas populares del 2010. Apple parecía ser una inversión más segura en ese entonces para aquellos que querían invertir en una empresa de consumo y tecnología. Sin embargo, Netflix ha duplicado con creces el muy impresionante aumento de 245% que Apple obtuvo en sus acciones durante los últimos cinco años.

Lo mismo sucedió con los actores tradicionales de los medios. Netflix ha duplicado con creces las ganancias de los últimos cinco años de Disney y Time Warner, las cuales fueron de 252% y 202%, respectivamente. Viacom de Sumner Redstone aumentó solo un 84% durante ese período.

Una apuesta en el Nasdaq era algo inteligente en el 2010. El aumento de 134% durante el período de cinco años de Nasdaq supera el S&P; 500 y Dow, pero está muy por detrás de Netflix.

El oro, el cual era una inversión muy llamativa en el 2010, en realidad bajó un 3% desde entonces. Los bonos han estado casi igual de mal, aumentando solamente 1%, según la medición realizada por el iShares Barclays Aggregate Bond Fund.

¿Podrá Netflix seguir siendo altamente aceptado? La mala noticia es que el enorme aumento de las acciones de Netflix —el que mejor desempeño tuvo en el S&P; 500 este año— ha elevado las expectativas a lo grande. Actualmente está cotizando 308 veces más que las ganancias proyectadas para el 2016. Eso es altamente caro incluso en el costoso mercado de valores de hoy en día.

La buena noticia es que Wall Street no cree que los altibajos de Netflix hayan terminado.

S&P; Capital IQ aumentó el precio objetivo de sus acciones de 21 a 128 dólares el jueves. La firma destacó el “acelerado” crecimiento de los suscriptores de Netflix, especialmente en el extranjero, donde se añadieron 2,4 millones de usuarios solo durante el último trimestre.

Eso es importante porque esos nuevos clientes están ayudando a Netflix a absorber sus costos de contenido cada vez mayores. Netflix está gastando grandes sumas de dinero para contar con estrellas reconocidas de Hollywood, como Brad Pitt y Adam Sandler.

La clave para los próximos cinco años de éxito de Netflix podría ser su capacidad para lograr expandirse a nuevos mercados, incluyendo los planes para lanzarlo este año en Japón, Italia y España.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir