Cada vez son más los usuarios a los que les resulta imposible cerrarFacebook durante el día. Son personas que no saben vivir sin esta red social, sin compartir fotografías o, simplemente, sin conocer cuales son las actividades diarias de estos contactos.

Estos usuarios son los que, a día de hoy, podrían calificarse de adictos a las redes sociales. No obstante, esta es una enfermedad que todavía no ha sido reconocida por los principales manuales de diagnóstico del mundo (entre ellos el editado por la Asociación Americana de Psquiatría y Psicología).

Es por eso que la versión digital del diario latinoamericano «Publimetro» ha hecho públicos una serie de signos que, según afirma, cumplen todos aquellos que están obsesionados por Facebook y no pueden evitar estar pegados constantemente a su muro. Así pues, si eres de los que hace fotografías constantemente para subirlas a la red o sientes un estrés increíble cada vez que te olvidas el teléfono en casa y no puedes saber que han compartido contigo tus amigos, puede que seas uno de esos «zombis».

10 signos que indican que eres adicto a Facebook

1-Haces fotografías de todo lo que te pasa para subirlas posteriormente a la Red. Se suele buscar que el resto del mundo sepa donde has estado y te den ese apreciado «Like». Si te ves reflejado en este punto es mejor que dejes la cámara a un lado cuando disfrutas de tu tiempo libre, pues haciendo instantáneas constantemente es imposible disfrutar de las pequeñas cosas que nos suceden a diario y, en las fechas en las que estamos, pasar unas buenas vacaciones.

2-Escribes un post cada pocos minutos explicando casa cosa que te sucede.

3-Compartes constantemente los enlaces que recibes sin cuestionarte quién te los envía o sin tan siquiera abrirlos.

4-Revisas cada cinco minutos tu muro para averiguar si tienen algún mensaje, un nuevo «Like» o algún comentario. Todo ello, independientemente de donde te encuentres o con quien estés.

5-Prefieres mantener una conversación a través de internet que hacerlo en la vida real.

6-Estás obsesionado con ser el primero en marcar la casilla del «Like» de las fotos de tus amigos y familiares. Y es que, entiendes que esta es una forma de llamar la atención y ser mejor considerado que el resto.

7-Sueles quererlo todo de inmediato y vives en un estrés constante, pues pretendes evitar los tiempos de espera. Por ello, necesitas recibir las respuestas a través de la Red al momento y no entiendes por qué tus amistades esperan horas para contestarles.

8-Sufres estrés a la hora de elegir qué mensaje vas a subir a la Web. Por ello, repasas varias veces lo que van a decir antes de publicarlo.

9-Sueles estar siempre en línea (incluso cuando vas al baño)

10-Tu única aspiración es ver lo felices o infelices que están tus contactos. Es decir, qué comen, cuánto viajan, si han salido con sus amigos o si tienen una nueva novia o novio.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir