Investigadores del Reino Unido han anunciado el descubrimiento de una batería de litio-oxígeno que supera a las tecnologías anteriores. El dispositivo dispone de una muy elevada densidad de energía y puede ser recargado más de 2.000 veces.

Según los científicos de la Universidad de Cambridge esta batería podría alimentar a coches eléctricos y otros dispositivos que requieren grandes cantidades de energía mucho mejor que las actuales baterías de ion-litio. Sin embargo la salida al mercado tardará bastante, debido a que por el momento la capacidad de carga y descarga del acumulador es demasiado baja.

Además, una serie de problemas de producción, seguridad y reacciones químicas suponen algunas dificultades en el uso de estas superpotentes pilas. Los resultados de los estudios fueron publicados en el portal ‘Nature Communications’.

Las baterías de litio-oxígeno, también conocidas como ‘baterías de litio-aire’, poseen gran potencia y alta densidad de energía, que podría ser comparable a la de la gasolina. Estos índices superan a los de las baterías de iones de litio en aproximadamente 10 veces. Además, el precio y peso del innovador acumulador son 5 veces menores que sus antecesores de ion-litio. “Las investigaciones realizadas suponen todo un avance para el desarrollo de la tecnología y abren nuevas áreas para una futura investigación”, dijo el profesor Clare Grey del Departamento de Química, el principal autor del artículo elaborado por Cambridge, citado por el portal phys.com.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir