Solo lo sabía un selecto grupo de directivos de Dell (que es una empresa privada). La empresa de Michael Dell ha comprado EMC por cerca de 67.000 millones de dólares (en efectivo y acciones), una cifra que convierte a la fusión en una de las más grandes de la historia de la tecnología.

“Estamos creando una poderosa compañía para la empresa” ha explicado Michael Dell a la CNBC. “Esto va sobre reunir tecnologías complementarias para ayudar a nuestros clientes a enfrentar los desafíos y las oportunidades que este futuro digital está originando”. Los accionistas de EMC recibirán 33,15 dólares por acción. VMware, la filial de EMC especializada en la nube y software de virtualización, seguirá siendo independiente.

Con la compra, Dell deja en segundo plano la electrónica de consumo para centrarse en el negocio que mejor le funciona: el profesional. Muchos de los servidores a los que accedemos cada día a través de los servicios y aplicaciones en nuestros dispositivos están montados sobre una infraestructura de Dell.

EMC por su parte es uno de los nombres clave en la fabricación de sistemas, el desarrollo de soluciones de software y el servicio profesional para empresas. Está especialmente vinculada a sistemas de almacenamiento y RAID, pero también seguridad, virtualización y cloud computing.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir