Llegas a tu hogar u oficina y vas a abrir tu e-mail “Tu nombre de usuario o contraseña es incorrecta”, vuelves a intentarlo sin poder acceder, en ese momento se te eriza la piel. Te han hackeado la cuenta, ahora ¿Qué hacer?

En esa confusa situación, comienzas a tratar de recordar dónde y cuándo fue la última vez que abriste tu buzón, y se te pasan tantas cosas por la cabeza que ante la posibilidad de que se pierda definitivamente tu cuenta, vas a contemplar nuevamente abrir o crear cuenta en outlook, gmail o cualquier otro servidor, pero esta vez con una contraseña más segura.

Causas por la que tu cuenta genera interés

Si el ladrón se encuentra en un entorno cercano y posee acceso a tu ordenador, puede tratarse sólo de un espía casero que sólo desea tu información personal. También existe el ladrón circunstancial, quién halla sesiones abiertas y pasa a modo “sírvete y pasa tú mismo”.

Por otro lado, se encuentra quien carece de acceso físico a tus cuentas y tus dispositivos. En este caso se puede vulnerar de un escritorio remoto mucho más sofisticado. Desde un ataque dirigido, el cual duplica la web imitando la real pidiendo información como usuarios y contraseñas; o también un masivo ataque que posee como objetivo la venta de los password, los cuales oscilan entre 1 y 5 euros, todo depende de lo que se pueda obtener de la cuenta hackeada. Si es alguien de tu entorno, seguramente su objetivo sean los chats, aunque se va por el dinero, lo que menos le preocupe va a ser el contenido de tu correo.

Antes de realizar la denuncia, piensa en todos los servicios y aplicaciones vinculados a ese correo. Debes ser veloz y modificar las claves de acceso, para que tu intruso no pueda robarte todo.

Si empezamos a hilar hondo, todas las redes sociales, tus contactos, tu imagen profesional y personal están en juego, a eso hay que agregarle las suscripciones y los servicios de compra online, donde podrán comprar prácticamente lo que les venga en gana. Sumado a eso, viene ITunes, ICloud y Dropbox, en donde almacenas tus vídeos, fotos, contactos, documentos y aplicaciones.

Los contactos que mantenías en tu cuenta pueden ser spameados recibiendo corre phishing desde tu cuenta, por eso debes avisar que has sido víctima de un delito, pues si no lo haces pueden identificar tu casilla como remitente de confianza.

Si el mail es de Google, la manipulación de tus aplicaciones y cuentas puede ser total.

Si nunca lo habías pensado, bueno… creemos que ya es hora

La identificación doble, es un gran servicio, ya que cualquier cambio en tu cuenta de correo notificará directamente a tu móvil. Es aconsejable que utilices otros correos vinculados siempre a tu teléfono para que puedan avisarte sobre cambios de clave o inicios de sesión.

Si eres uno de esos 900 millones de usuarios que ostentan una cuenta de correo gmail y observas un acceso no autorizado, puedes revisar desde tu bandeja de entrada a todo el historial, este te revelará toda la información almacenada en el servidor de manera automática, la fecha y la hora. En el apartado de “seguridad de la cuenta”, se reflejarán todos los dispositivos usados últimamente, si ves alguno que no sea el tuyo, esta información es vital para una futura investigación.

Solo recuerda, que este recurso, se encuentra también en Twitter y Facebook.

Si la cuenta es de Outlook, mediante la opción de configuración-privacidad y seguridad, encontrarás la opción que te dará ingreso a los últimos accesos de esa cuenta. Por otra parte, Gmail, permite enviar un reporte de robo, realizando unos pasos para verificar la cuenta, lo cual puede ocasionar que te la devuelvan.

Luego de leer este artículo, vuelvo a hacerte la pregunta del inicio ¿Cuánto consideras que vale tu cuenta de email?

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir