Un reciente informe de la empresa de seguridad FireEye desvela que, desde finales de 2014, un grupo de cibredelincuentes rusos habría estado realizando ataques informáticos con el objetivo de llegar hasta los ordenadores de la Casa Blanca y otros organismos relevantes de Estados Unidos.

Los ataques habrían sido llevados a cabo a través de Twitter. Según el informe, los hackers tratan de colarse en el tráfico habitual de la red social publicando imágenes infectadas con ‘malware’, que actuaría al visualizarse dicha imagen

El objetivo final sería llegar a robar datos de las redes de ordenadores infectadas, de ahí que los objetivos de estos ataques hayan sido lugares como la Casa Blanca.

Detrás de este ataque se encontraría en concreto APT29, un grupo de hackers que, según el informe, podría estar financiado por poderes cercanos al gobierno ruso.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir