“Escríbeme cuando llegues a casa”, es una despedida frecuente entre amigos y familiares.  Pero, ¿qué pasaría si en realidad pudieras rastrear su regreso a casa, revisar si se sienten inseguros durante el trayecto, y asegurarte de que puedan contactar fácilmente a la policía en caso de emergencia?

Todo eso es posible con una aplicación gratuita llamada Companion. La aplicación, creada hace más de un año por un grupo de cinco estudiantes de la Universidad de Michigan, ha estado ganando mucha popularidad luego de que fuera lanzada al público hace dos semanas. La aplicación está disponible en Android y iOS, y permite que los usuarios envíen solicitudes a contactos telefónicos para rastrear sus viajes virtualmente por medio de GPS.

La aplicación ha registrado 500.000 nuevos usuarios la semana pasada solamente… me incluyo entre ellos.

¿Por qué están todos tan emocionados por una aplicación de seguridad? La probé por mí mismo. Un amigo mío en Israel gentilmente me permitió rastrearlo mientras caminaba hacia una cafetería a más o menos 18 minutos de distancia. (También fue mi turno de caminar, pero fue mucho más interesante estar del otro lado).

Recibí un mensaje SMS en el que me pedía que fuera su compañero. Un enlace en el mensaje me envió a la aplicación, aunque no lo necesitas para seguir a alguien. Si no, me habría dirigido a un mapa en un navegador. Una vez acepté, pude ver exactamente dónde estaba mi amigo.

La aplicación utiliza los sensores incorporados del teléfono para detectar cambios en el movimiento; por ejemplo, si el usuario empieza a correr o si se caen los audífonos. Si eso sucede, la aplicación pide a los usuarios que confirmen si están bien. Si no lo hacen en cuestión de 15 segundos, la aplicación notifica a tu compañero, quien tiene la opción de llamar a la policía. Al mismo tiempo, la aplicación entrará en modo de alerta para la persona que va caminando, emitirá sonidos como de sirena y mostrará un botón para que también llamen a la policía.

Si yo hubiera estado preocupado por algo relacionado con mi amigo —como por qué no caminaba más rápido— habría podido usar la aplicación para llamarlo. Sino, él hubiera podido elegir “estoy nervioso”, lo cual habría hecho que comprobara cómo se encontraba. Una vez llegó a su destino, recibí una notificación que me decía que estaba bien.

“Hemos visto muchos ejemplos de usos increíbles”, dijo Lexie Ernst, de 21 años de edad, cofundadora de la aplicación y estudiante de último año en la Universidad de Michigan. Ella dijo que todos desde los estudiantes mayores hasta los chicos que estudiaban en el extranjero están usando la aplicación.

Eso no fue exactamente lo esperado: la aplicación fue creada inicialmente para ayudar a abordar el crimen en los campus universitarios, algo que los fundadores dicen, es “demasiado frecuente”.

La primera versión de Companion salió en noviembre de 2014 para los estudiantes en la Universidad de Michigan. Los fundadores, tres de quienes aún están en la universidad, incorporaron una retroalimentación temprana a la versión actual de la aplicación.

“Preguntamos ‘¿qué es lo que las personas realmente quieren usar?'”, dijo el cofundador Nathan Pilcowitz, de 22 años.

Los fundadores piensan añadir más funciones en el futuro, como una tecnología táctil de identificación para que solo el dueño del teléfono pueda presionar el botón “Estoy bien”. De esa forma, no es posible que alguien robe tu teléfono y engañosamente diga a tus amigos que te encuentras bien.

Debido a que Companion recopila datos anónimos durante el trayecto de los usuarios —y dónde se “sienten nerviosos”— es una posible mina de oro de información que las universidades y las ciudades podrían analizar para hacer que las calles sean más seguras.

Por ahora, ellos solo están trabajando con la Universidad de Michigan, aunque Pilcowitz dijo que otras personas los han contactado para hablar de posibles sociedades.

“Cuando empezamos esto, no nos dimos cuenta de qué tanto aprecian las personas la seguridad”, dijo.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir