La primera vez la ignoraste. Y puede que también la segunda.

Pero cuando recibiste por tercera vez la invitación de un amigo en Facebook para el videojuego Candy Crush Saga, te desesperaste.

Así que decidiste rogar en tu muro: “A todos los que estén enganchados a Candy Crush Saga, Cityville, Farmville o similar, absténganse de mandarme invitaciones”.

Incluso pensaste en bloquear en la red social a ese compañero de la universidad al que te unen años de amistad pero que últimamente se volvió tan pesado.

Sin embargo, puede que no tengas que llegar tan lejos.

Estos dos sistemas te librarán para siempre de esas molestas invitaciones.

Bloqueo desde la invitación

Para optar por esta alternativa tendrás que esperar a recibir la invitación de nuevo.

Cuando te llegue, pulsa sobre ella como si fueras a aceptarla.

Pero no temas, antes que nada te ofrecerá el botón Bloquear.

Al hacerle clic se desplegará una ventana en la que tendrás que corroborar la opción.

Si pulsas el botón azul de confirmar, no volverás a recibir notificaciones de ese videojuego en concreto.

Además, evitarás que la app reciba información de tu perfil.

Bloqueo desde la configuración de Facebook

Es la mejor opción si quieres bloquear las invitaciones a más de un videojuego sin perder amigos en Facebook.

Para ello deberás acceder a tu cuenta en la red social.

Y tendrás que pulsar sobre la última flecha del extremo superior derecho, situada junto a el registro de los mensajes, solicitudes de amistad y notificaciones recibidos.

Inmediatamente se desplegará un menú, del que tendrás que escogerConfiguración.

Se abrirá una nueva pantalla, y en la columna izquierda encontrarás la opciónBloqueos ilustrado con un icono de Prohibido el paso.

Desde allí podrás administrar todos los bloqueos, tanto a usuarios como a aplicaciones, invitaciones o páginas.

Después de bloquear la invitación de alguien para asistir a un evento tu perfil ignorará automáticamente todas las invitaciones a eventos de esa persona.

Al bloquear una aplicación, ésta ya no podrá ponerse en contacto contigo ni obtener información que no sea pública sobre ti en Facebook.

Cuando bloquees una página, ésta ya no podrá interactuar con tus publicaciones ni indicar que le gustan tus comentarios o responder a ellos.

Y todo esto no es irreversible en Facebook.

Asimismo, no podrás publicar en la biografía de la página ni enviarle mensajes.

Y si ahora te gusta la página, al bloquearla ya no te gustará y dejarás de seguirla.

Además, estas decisiones no son irreversibles.

Así, si decides echarte atrás y dejarte tentar por alguno de los videojuegos, siempre podrás desbloquearlos desde la confuración de tu perfil en Facebook.

Entonces quizá seas tú el que empiece a enviar invitaciones molestas.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir