Pocas cosas parecen más molestas que abrir tu navegador y ver que se han instalado distintas barras de herramientas que no sabes qué hacen ahí.

Pero pronto descubres que hay cosas todavía más molestas cuando, al mover el ratón, comienzan a salir ventanas emergentes por doquier que muestran publicidad de todo tipo.

Entonces navegar se ralentiza y se convierte en un suplicio.

La razón: tu computadora está llena de adware.

Si tu ordenador tiene adware, navegar por internet se convertirá en un suplicio.

El adware es un tipo de programas malintencionados o malware que se instalan en tu equipo, que hacen que funcione manifiestamente peor y que sea una tortura meterte en la red.

Una forma común de infectar tu computador es cuando instalas algún programa o aplicación y te cuela de regalo este tipo de complementos sin que te des cuenta.

Muy bien, pero ya estamos infectados. ¿Y ahora qué?

Desinfectar el equipo

Primero hay que limpiar el código maligno que se ha instalado en el ordenador.

Para ello necesitamos un programa que lo desinfecte y hay varios disponibles en la red.

Dentro de las opciones gratuitas, la prestigiosa consultora austriaca AV, especialista en realizar test independientes de antivirus, destaca como opciones con mejor valoración (tres estrellas) a la hora de detectar malware a los antivirus AVG y Avira.

Es conveniente descargar los programas de su página oficial para evitar problemas.

Su funcionamiento es similar, simplemente hay que instalarlos y procedeer a un escaneado del equipo.

Una vez analizado, te muestran un listado de los registros maliciosos de tu computadora y te da la opción de limpiarlos.

Si una vez desinfectado el equipo, aún siguen apareciendo en el navegador barras y publicidad que no procede de las páginas que visitamos, quizás sea necesario instalar un programa específico para limpiar adware del navegador.

En este caso una buena opción es Avast Browser Cleanup, quien también recibe la máxima calificación de AV entre las opciones gratuitas.

Avast presume de haber dejado perfectos 200 millones de navegadores con esta herramienta.

Además de los elementos molestos asegura que elimina los complementos “con mala reputación”, a la vez que permite seguir disfrutando de los buenos.

Y es que entre las útiles extensiones de los navegadores, que les añaden nuevas funcionalidades, se cuelan a menudo este tipo de inconvenientes.

Para los usuarios de Google Chrome también está la posibilidad de utilizar Chrome Cleanup Tool, que lo desarrolla el propio Google y es gratuito.

Precauciones

Para que no se instale este tipo de software perjudicial, es conveniente también tomar algunas precauciones.

Las extensiones de navegador, a veces traen incorporados algún indeseable Las extensiones de navegador, a veces traen incorporados algún indeseable “regalo”.

Cuando se va a instalar algún programa desde internet, es conveniente investigar un poco sobre él.

Eso puede hacerse directamente con un buscador o visitando algún foro especializado de software (como Softpedia o majorgeeks.com) para ver qué reputación tiene dicho programa.

Otra práctica recomendable esdescargar desde el sitio oficial del fabricante, ya que será más seguro.

También es conveniente pulsar siempre las “opciones avanzadas” en la instalación del programa (o estar atento durante la misma si no tiene la opción).

Eso permite desactivar las opciones que nos ofrecen herramientas o motores de búsqueda que no tienen nada que ver con el programa y no nos interesan.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir